Aig antes la crisis hipotecaria

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1719 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Había una vez, una niña llamada Luna, que cada vez que miraba al cielo pedía que ese vacío que ella tenía en el corazón, sea llenado. Hace muchos años atrás, en una lucha contra el amor, Luna había sufrido un golpe tan fuerte en el corazón que este se había salido de su lugar, dejando en ella un hueco oscuro y triste.
A través de los años, ella se acostumbró a llevar ese dolor por dentro, undolor que a su pasar oscurecía y llenaba de tristeza al que se acercara. Un día, Luna decidió esconder su dolor por más fuerte que fuese. Luego de unos días Luna encontró una máscara entre las cosas de su madre y decidió ponérsela y no volvérsela a quitar.
Por fin había encontrado la manera de esconder su dolor hacia la gente, ella tenía la esperanza de encontrar a alguien que le ayude a cerrarel vacío en su corazón, pero cada aldeano que pasaba por su casa, salía por la misma puerta que entraba sin éxito alguno.
Ella se había sentido sola y había pasado escondida detrás de las sombras durante tantos años que había perdido la esperanza de volver a sentir el dulce calor de la mañana y escuchar de nuevo el armonioso palpitar de su corazón.
Una noche, como siempre, Luna caminó hacia lacolina más cerca a la Luna, y preguntó: “¿Cuándo será el día, que aquella lucha contra el amor deje de agobiarme? ¿Cuándo será el día en que pueda volver a sonreír y llenar este vacío?“. Se echó a llorar de repente.
Al cabo de una horas, escuchó un murmulló que le consolaba, Luna se asustó y regresó a ver a su alrededor. Cuando se dio cuenta que era la luna quien le hablaba. “Luna no llores más,mi pequeña niña, no llores más que tus ojos se secan y esos ojos tan hermosos, no pueden quedar secos” dijo la luna. Luna quedo viendo sorprendida a la luna “¿Cómo era posible tal cosa?, la luna hablando, era irracional” pero sí, era la luna quien hablaba. “Luna solo tu valentía y tú mismo podrán cerrar el vacío que lleves dentro, sí encontrarás a personas que te ayude a sellar ese vació quetanto agobia y oscurece tu vida, pero sí alguna vez luchaste por amor y no venciste, no tengas miedo, porque esta vez lucharas por la vida y vencerás. Hazlo por ti Luna”.
Al regresar a su casa, Luna no podía dejar de pensar la última frase que la luna había entonado con su melodiosa voz, “lucharas por la vida y vencerás. Hazlo por ti”. No lo entendía bien pero esperaba que muy pronto esas últimasfrases sean el remedio por su dolor.
Un día intentó salir en la mañana, primero espío bien a sus alrededores para observar si existía alguien que podría notar su agonía, al darse cuenta que estaba desierto, decidió salir. Fue a su monte a su lugar de paz, al lugar más cerca a la luna, pero esta vez no estaba ella, estaba algo grande y amarillo, ella se había olvidado de ese sentimiento de calidezque sentía en ese momento, “un momento” dijo, “tú eres el sol”. Cuando de repente escuchó una voz dulce y graciosa a la vez “Sol, si soy yo, pero no le digas a nadie, prefiero que me digan soledad, pasó tanto tiempo sola que me he acostumbrado a esa palabra”, Luna quedó viendo fijamente hacia el sol y le dijo: “yo también paso sola, hace muchos años que no he visto tu luz, siento algo que hacetiempo no había sentido”. El sol le dijo: “si aparentemente, con mi calor y mi luz hago feliz a la gente pero me siento tan olvidada que siento que cada vez pierdo mi esencia”. Luna le respondió: “siento lo mismo, siento que hace muchos años perdí mi luz, no he vuelto a sonreír”. El sol dijo: “mmm.…si eres tú de quien me habló la luna, eres la niña de la máscara, la luna es mi única amiga, pero casino la veo, y eso me pone aun más triste aun, pero por qué no me cuentas tu historia, luego yo te contaré la mía, si si?” le terminó preguntando. Luna con lágrimas en los ojos, asintió la cabeza y le dijo: “está bien, hace muchos años atrás, cuando era joven e ingenua, el amor tocó mi puerta y yo se la abrí de dos en dos. Un día sentí que todo se había perdido y decidí luchar contra él para...
tracking img