Ajedrez

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1023 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Era una tarde de febrero, la lluvia caía a cantaros, esa misma tarde que tanto marco mi vida y las de mis hijos, me enseño que un cuento por muy corto y hasta increíble que parezca tiene el poder de darte el empuje para seguir soñando. Eso me enseño mi Padre a través de un cuento.

Se podía sentir la nostalgia que al mezclarse con el frió y el cielo gris, daba un mal sabor.

Llovía, llovía yno paraba de llover.

_Abuelo se pueden contar las gotas que caen?, preguntó Alejandro asomado por la ventana, mi pequeño hijo de cuatro años, pasaba largos ratos en el cuarto de mi padre -existe una maquina que pueda contar las gotas que caen del cielo?

Mi padre saco fuerzas para incorporarse de la cama y con gesto de gran inquietud respondió –mira “chipilin” , no lo había pensado, pero sino existe deberíamos mandar un correo a los científicos para que la inventen, ahora dime para que quieres saber cuantas gotas caen del cielo?

-Bueno Papa Dios es muy inteligente y deja caer solo las gotas que se necesitan para regar las plantitas y llenar los ríos, no los mares porque esa agua es salada y viene de otro lado, solo los ríos, y quiero saber cuantas gotas le quedan para salir ajugar.

Su abuelo sonrió y lo abrazo, pero ese gesto dejo entrever en su anciano rostro que el dolor que lo aquejaba cada vez aumentaba y aunque delante de sus nietos jamás dejo de sonreír, cada vez estaba mas débil -Vamos Alejandro hay que dejar descansar al abuelo.

Mi padre padecía de cáncer pulmonar. Ese tipo de cáncer casi siempre termina en metástasis, que es la propagación del mal a otraspartes del organismo, es la característica más destructiva de la enfermedad y mi padre la tenia.

-Deja que se quede un rato más, no todos los dias le hacen preguntas tan importantes a un viejo como yo.

-Abuelito cuéntame de tu primer caballo- mi padre desde muy joven amaba los caballos, llego a tener varios, pero el más querido fue el viejo “Ajedrez”.

-Claro mi chipilin, Ajedrez fue uncaballo que me regalo mi padre cuando era chico, con ese caballo fueron muchas las aventuras que vivimos, recuerdo una vez que mi padre me envió a casa de mis abuelos a llevarles unas medicinas, el pueblo donde vivían quedaba a medio día cabalgando.

-Pero tu habías ido antes, en carro?, pregunto Alejandro.

-Muchas veces mis padres me llevaron a visitar a mis abuelos, en carreta porque noteníamos auto, pero nunca había ido solo, bueno buscando un atajo nos perdimos, cabalgue por horas buscando el camino y nada, se había desaparecido, solo matorrales y árboles alrededor, ni una sola personas en kilómetros para preguntarle donde estábamos. Nos llego la noche y con ella el hambre y el miedo, escuchabas aullidos y veía sombras por doquier, pero lo que mas me preocupaba eran mis padresimaginándome su angustia.

-¡Lastima que ese tiempo no existían los teléfonos celulares! Interrumpí como quien no quiere la cosa.

-Lastima, le hubiese ahorrado la preocupación y la angustia a mis padres y hasta los correazos que me dieron.

-Uy abuelito y te quitaron el plei estechion? Cuando me porto mal mi papa esconde los controles y no me deja jugar! – en ese momento me hizo una mueca algoestrafalaria.

Mi padre sonrió negando con la cabeza, -No alejandrito el único juego que tenia en ese entonces era un ajedrez que mi papá compro antes de venirse a este país. Jugábamos por horas y de ahí salió el nombre de mi viejo compañero, Ajedrez.

-Pero déjame terminar la historia, en la soledad de la noche escuchamos el mugir de unas vacas, y eso significaba que habían personas cerca,temblando de frío me seque las lagrimas y monte a Ajedrez. Cabalgamos unos kilómetros hasta llegar a una pequeña casa.

-De caramelo con una viejecita que después se convirtió en una horrorosa bruja? Esgrimió Alejandrito con cara de asombro!

-¡No! Eran unas buenas personas que incluso conocían a mis padres, me permitieron quedarme esa noche, me dieron cena y dormí como si no lo hubiera hecho...
tracking img