Alain

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2381 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Procure ver a los demás como Jehová los ve
“No de la manera como el hombre ve es como Dios ve.” (1 SAMUEL 16:7.)
EN EL siglo XI antes de la era común, Jehová encomendó al profeta Samuel una misión secreta. Le ordenó que fuera a la casa de un hombre llamado Jesé y ungiera a uno de sus hijos para ser el futuro rey de Israel. En cuanto Samuel vio al primogénito, Eliab, estuvo seguro de haberencontrado al elegido de Dios. Sin embargo, Jehová le dijo: “No mires su apariencia ni lo alto de su estatura, porque lo he rechazado. Porque no de la manera como el hombre ve es como Dios ve, porque el simple hombre ve lo que aparece a los ojos; pero en cuanto a Jehová, él ve lo que es el corazón” (1 Samuel 16:6, 7). En efecto: Samuel no había visto a Eliab como Jehová lo veía.
2 ¡Con cuántafacilidad nos equivocamos los seres humanos en nuestra valoración de los demás! Por un lado, pudiéramos dejarnos engañar por individuos de apariencia atrayente pero carentes de escrúpulos. Y por otro, quizá seamos severos y rígidos al evaluar a personas sinceras cuyos rasgos de personalidad nos irritan.
3 Cuando nos apresuramos a juzgar a los demás —incluso a quienes conocemos desde hace años—, puedensurgir problemas. Tal vez usted haya tenido una disputa seria con un cristiano con el que mantenía una estrecha amistad en el pasado. ¿Le gustaría resolver las diferencias? ¿Qué le ayudará a conseguirlo?
4 ¿Por qué no se detiene a meditar sobre los aspectos positivos de tal hermano o hermana? Hágalo pensando en estas palabras de Jesús: “Nadie puede venir a mí a menos que el Padre, que me envió, loatraiga” (Juan 6:44). Pregúntese: “¿Por qué ha atraído Jehová a esta persona hacia Su Hijo? ¿Qué cualidades posee? ¿Habré subestimado o pasado por alto tales virtudes? ¿Por qué nos hicimos amigos? ¿Qué me atrajo de él o de ella?”. Es posible que al principio le resulte difícil pensar en sus buenas cualidades, sobre todo si lleva algún tiempo guardándole resentimiento. No obstante, este paso esesencial para cerrar la brecha que los separa. A fin de ilustrar cómo pudiera hacerlo, tratemos de ver las características positivas de dos hombres que a veces han sido juzgados por sus faltas. Nos referimos al profeta Jonás y al apóstol Pedro.
Una evaluación honrada de Jonás
5 Jonás fue profeta en el reino norteño de Israel en tiempos del rey Jeroboán II, hijo de Jehoás (2 Reyes 14:23-25). Ciertodía, Jehová le ordenó que abandonara Israel y viajara a Nínive, la capital del poderoso Imperio asirio. ¿Con qué propósito? Advertir a sus habitantes de la inminente destrucción de aquella gran ciudad (Jonás 1:1, 2). Ahora bien, en vez de acatar las instrucciones divinas, Jonás huyó y se embarcó rumbo a Tarsis, que quedaba muy lejos de Nínive (Jonás 1:3).
6 ¿Qué imagen tiene usted de Jonás? ¿Lade un profeta desobediente? A primera vista, así pudiera parecer. Sin embargo, ¿nombró Dios profeta a Jonás porque era desobediente? ¡Claro que no! Debió de poseer buenas cualidades. Repasemos su historial.
7 En realidad, Jonás había efectuado una fiel labor en Israel, un territorio muy ingrato. El profeta Amós, contemporáneo de Jonás, calificó a los israelitas de la época de materialistas yamantes del placer. Veían con total indiferencia las maldades que se perpetraban en el país (Amós 3:13-15; 4:4; 6:4-6). Aun así, Jonás cumplió fielmente, día tras día, con su comisión de predicarles. Si usted es proclamador de las buenas nuevas, sabe lo difícil que es hablar a personas apáticas y satisfechas de sí mismas. De modo que, aunque tengamos presentes las debilidades de Jonás, no pasemos poralto la fidelidad y el aguante con que predicó a los infieles israelitas.
8 La asignación de ir a Nínive era aún más difícil. Para llegar a dicha ciudad, Jonás tenía que recorrer a pie unos 800 kilómetros en un agotador viaje de un mes de duración. Una vez allí, el profeta habría de predicar a los asirios, cuya crueldad era notoria. Las sádicas torturas eran un elemento frecuente de sus campañas...
tracking img