Ambiente geografico de la obrala sangre de tulio manuel cestero

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1822 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de octubre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
“La Sangre”
Antonio portacarrero despierta restregándose los ojos con ambos puños bosteza, la boca abierta de par en par y mira en torno a él con asombro. Antonio es un joven de estatura eminente, la fisonomía enérgica y simpática. Los cabellos negros de rebeldes mechones, la nariz roma y los labios carnosos de bordes morados. El preso registra la estancia como si la viera por primara vez.Entre las cosas que ve en la estancia se observa algunas obras, entre estas hay una escrita por él; la cual después de haber leído un par de veces exclama con dolor “¡un año ya!” Y se pone de pie caminando al lavabo. Con vigor se enjuaga el rostro y demás partes. El ambiente con serenidad jubilosa afirma que el hombre fuera de esta naturaleza, no ha de sufrir, sin embargo, Antonio es un hombrecontemplador importante.
La tiranía le oprime sus fuerzas vitales. Luego, Antonio se siente abatido por algunos pensamientos que lo llevan a sentir ira y se arroja al suelo, luego de estas reacciones se pregunta la hora por la que pasa el día en ese instante. En la soledad del enclaustramiento ¡como le agrada a la visión del riente valle nativo, y conque placer buscaría reposo y olvido de sus montesfragantes!.
Antonio recuerda un momento en el que tenia 5 años, cuando una vecina lo lleva tirado de la oreja, acusándole de haberle encontrado con su hijita escondidos entre la ropa sucia. Hasta los 8 años su vida transcurrió entre juegos con la chiquilla, perturbado por las insinuaciones tempraneas de genio de la especie, y baños en el río en compañía de las vecinas.
Cada día le aportaba en sushoras un momento de dicha. En los atardeceres de la hierva emergía deliciosas tibieza. Cumplidos los 8 años sufrió los primeros cambios desagradables de su vida. En su casa había aprendido a deletrear, la escuela fue siempre el castigo con que su madre le amenazó, ya no le llevaron mas a bañarse con las mozas del vecindario y terminaron los retozos en la grama con la chiquilla.
Corría el año 1886el cual no fue de gracia ya que presidía un general de treinta años, con fama de valor he inteligencia. Meses atrás la capital asustada vio cercada la casa del ex presidente Guillermo.
Dos candidatos presidenciales se disputaban el triunfo. Uno de ellos era Ulises Heureaux, alias Lilîs, que ya había ejercido el poder. La atmósfera se calentaba pronto, y los periódicos recogiendo las opiniones deambos partidarios. La tarde de un domingo, entre alboroto, bandereos, música y cohetes, desfila por las calles brillantes y numerosas manifestaciones mayorista.
Los comicios duraron tres días del mes del julio. En la capital los mayoristas protestaron. Apoyado por la autoridad un negro bellaco, con un gran perro al lado se apareció en el palacio del concejo, en donde se efectuaba la acciónelectoral creando disturbios.
En todos los pueblos de la republica ocurrían algunas cosas parecidas, permaneciendo la supremacía en el grupo que contara con la autoridad. En pequeños lugares iguales o parecidos se reunieron miles de electores. El 21 de julio en la vega parece que se había producido algunas disputas y se organiza con actividad una columna a las ordenes de Lilîs para combatir larevolución.
Se decía que el gobierno caería al primer impulso, y se combinó un golpe único; pero esto fue delatado, una noche fueron cercados en donde estaban reunidos. De día y de noche, por las calles laboraban gente con armas.
El alcalde entra a la comisaría tras el chirrido molesto de las puertas; empieza su día con buenos días y se dirige al carcelero, un hombre rechoncho y macizo, quien en susmanos tenia el manojo de llaves, Antonio, por su parte al oír voz humana entabla conversación con ambos.
Antonio, recuerda sus días de colegio, recuerda como era aun el más pequeño de la clase y como era el único que utilizaba calzones. Cuando cumplió 16 años, Antonio se volvió rebelde, discutía con los profesores y una vez hasta le faltó el respeto a Don Marcelino.
Antonio se graduó en julio,...
tracking img