America aborigen

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1435 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
AMÉRICA ABORIGEN
*Presencia del hombre en América
Sería absurdo dar comienzo a la historia americana el día que un grupo de navegantes europeos arribó a sus playas y se posesionó de varias de sus islas. Con ser tan importante y decisivo dicho acto, no llega, sin embargo, a dar nacimiento a una historia que ya existía, sino que le imprime otro rumbo, como ocurrió con la llegada de losnorteamericanos al Japón, de los portugueses a la India y de los venecianos a la China.
Comencemos con, pues, por la época más remota a que alcanza nuestro conocimiento, por ser la más próxima a los orígenes, la más hundida en la prehistoria.
a)Algunas conjeturas. Hasta hoy, la tesis predominante al respecto afirma que los primitivos americanos vinieron de otros continentes, o sea que se trata de una razao sector transmigrado, cuyo origen habría que establecer.
La mayoría se inclina a señalar a Asia como la madre común.
Otros a Australia ( tesis melanecio-polinesia, de la cual participa Paul Rivet). O ambas a la vez. También se enumeran probables emigraciones procedentes de Egipto, Japón y Caldea.
Entre otros investigadores, solo el arqueólogo Florentino Ameghino (1853-1911), sostuvo lahipótesis de una población autóctona ; pretendió inclusive demostrar que la especie humana se encontró representada en América desde la época terciaria ; pero el mundo de los sabios ha juzgado tan fantaseadas sus ideas y que carecían de fundamento científico ; no nos detendremos en ellas.
No se halla en América resto fósil alguno de un hombre que pertenezca a una especie primitiva comparable alpitecántropo, cinántropo al hombre Neanderthal.
La tesis inmigratoria se halla además reforzada por múltiples tradiciones, como la de los gigantes llagados a Santa Elena de que habla el Inca Garcilaso en sus Comentarios Reales ; la de la fundación de Etem, en el Perú, gracias a un príncipe exótico llamado Naylamp, quien habría desembarcado en sus playas, etc. La analogía de monumentos, como por ejemplo,las tumbas y los templos, ha hecho pensar en reminiscencias egipcias y caldeas. Mirando las similitudes de estructura social, no pocos han pensando en cierto parentesco con la china. La conformación craneana y los signos fisonómicos han inclinado a identificar la raza americana con la asiática. Y, ya en este plan de hipótesis, se ha podido imaginar que la semejanza de ciertos restos de islas dePascua ( en Oceanía) con los de Tiahuanacu ( entre Bolivia y Perú) se debe a que dichas islas serían los últimos restos, las cumbres sobresalientes de un milenario continente ( la Pacificada) sumergido bajo las aguas del hoy llamado Océano Pacífico.
En suma, descartada aparentemente la fugaz y deslumbrante hipótesis del autoctonismo, se refuerza, la creencia en las inmigraciones primitivas, si biense toma el plural camino que cada investigador determina.
Cualquiera que sea el criterio adoptado, todos podemos suscribir las siguientes palabras del americanista francés D`Harcout :
`'Si el americano no es autóctono, llegó al Nuevo Mundo con conocimientos y técnicas sencillas, propios de la edad paleolítica. Sus adquisiciones posteriores se las debe a sí mismo, a su genio inventivo, que lepermitió levantar poco a poco, por sus propios medios, un monumento sólido y bello.''
 Los hechos. Si muchas son las conjeturas, en realidad los hechos son muy pocos y muy concretos.
Está comprobado que cuando llego Colón y sus compañeros, el Continente Americano se halaba poblado por grupos humanos que tenían instituciones de variado nivel, bastante vigorosas ; encontraron, además, monumentos yleyendas que revelan la preexistencia de civilizaciones de cierta antigüedad y que los americanos vivían de sus propios productos, sin intercambio con Europa, y cultivaban la tierra a su manera.
Por consiguiente, la historia tiene que partir de estos hechos : admitir que había sociedades constituidas, según diferentes modos y en distintos niveles ; reconocer que se preocupaban de perpetuar...
tracking img