Amistad en el quijote

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1351 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La amistad como valor moral en Don Quijote de la Mancha
La obsesión de Alonso Quijano eran los libros de caballería, había invertido todo su dinero y su vida en la lectura de éstos, llegando al extremo de perder la cordura y desear ser como uno de los tantos caballeros andantes que aparecían en aquellas historias. Un día sin avisar tomó lo que creía le iba a servir y partió en busca deaventuras, pero como era de esperarse salió malherido y fue devuelto a casa por uno de sus vecinos que lo había reconocido. Al percatarse de la situación, el cura y el barbero del pueblo, grandes amigos de Alonso, fueron hasta su casa para ayudarlo y conversar con el ama de llaves y la sobrina de éste a ver si le hallaban solución a la desgracia que estaba comenzando. Preocupados, resolvieron que lacausa de tal locura eran aquellos libros que ocupaban toda la biblioteca del anciano, por lo que decidieron revisarlos y quemarlos, salvo aquellos que, según su criterio, debían ser conservados por ser tan famosos. Observamos entonces como desde el comienzo de la novela la amistad hace presencia, pues estos dos personajes se preocupan por la salud de Alonso y hacen lo que está a su alcance paraayudarlo a salir del trance en el que se encontraba.

Alonso Quijano y Sancho Panza, el primero un hombre mayor encaprichado por la lectura y el segundo un simple labrador; el narrador cruza sus vidas a través de la locura de Quijano y nos va contando como surge una amistad entre ellos. Luego de haber recuperado fuerzas de su primera salida, Alonso, decide emerger nuevamente, pero esta vez aque lo nombren caballero y así poder ejercer su papel de forma correcta, es así como conoce a Sancho, pues como buen caballero debía tener un escudero, y pensó en este labrador y vecino suyo por parecerle un buen candidato; lo persuadió y le prometió riquezas hasta que logró convencerlo. Abandonando Sancho a su mujer e hijos partió con don Quijote (nombre escogido por Alonso como apodocaballeresco) esperando obtener una buena recompensa por acompañar al desquiciado.
(…) dijo en esto Sancho Panza a su amo: -Mire vuestra merced, señor caballero andante, que no se le olvide lo que de la ínsula me tiene prometido; que yo la sabré gobernar, por grande que sea. A lo cual le respondió don Quijote: -has de saber, amigo Sancho Panza, que fue costumbre muy usada de los caballeros andantes antiguoshacer gobernadores a sus escuderos de las ínsulas o reinos que ganaban (…) (I, VII: 153).
Observamos en este pasaje como surge un acercamiento de forma interesada por parte de los dos, ya que a Sancho solo le importaba la fortuna y a don Quijote tener un escudero, aunque lo haya llamado “amigo”. Bien sabemos que una amistad debe ser desinteresada pero viéndolo desde otro punto los seres humanosse avecinan siempre por necesidad, y solo dependerá del tiempo y del contacto mutuo para que nazca el sentimiento.

A medida que va transcurriendo la historia el narrador nos expone las desventuras por las que pasan estos dos personajes, y al mismo tiempo nos va contando cómo, a través de los diálogos que sostienen, Sancho y don Quijote van aprendiendo el uno del otro, pues la ignorancia porparte del labrador era tal que Alonso no tuvo más remedio que ir enseñándole todo lo que conocía sobre la caballería, y el escudero, aun creyendo que su amo estaba mal de la cabeza, lo ayudaba, aconsejándolo, tratando de no sobrepasar los límites que le habían sido impuestos. Sin embargo las discusiones no tardaron en aparecer, como es normal entre individuos que pasan día y
(…) –Paréceme,señor, que sería acertado irnos á retraer á alguna iglesia; que, según quedó maltrecho aquel con quien os combatistes, no será mucho que den noticia del caso á la Santa Hermandad, y nos prendan (…) –Calla- dijo don Quijote-. Y ¿Dónde has visto tú, ó leído, jamás que caballero andante haya sido puesto ante la justicia, por más homicidios que hubiese cometido? (…) (I, X: 170).
Es entonces notable la...
tracking img