Ana isabel, una niña decente

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1250 palabras )
  • Descarga(s) : 10
  • Publicado : 22 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Las declaraciones personales ingenuas y apasionantes que presenta Antonia Palacios en su novela Ana Isabel, una niña decente
Antonia Palacios excelente narradora y poeta venezolana ha destacado en la ficción por el cultivo de una prosa artística dentro de la literatura escrita por mujeres. Su novela Ana Isabel, una niña decente (1949), es ante todo una obra realista de rememoración oautobiografía de la infancia feliz de la protagonista, la cual recupera en sus recuerdos ciertas zonas del centro de la ciudad de Caracas, la elegancia que muestra para escribir cada una de sus novelas es heredada de la escritora también inolvidable Teresa de la Parra (1889-1936) la cual se puede considerar como una de las pocas escritoras venezolanas que dejo un huella imborrable en la historia, volviendo aAntonia Palacios es considerable mencionar que es la primera mujer en Venezuela que recibió el Premio Nacional de la Literatura en el año 1976 con El largo día ya seguro (1975).
La novela que se va a estudiar trata sobre las declaraciones ingenuas con la que la niña de tan sólo ocho años de edad a mediados de los años veinte describe del entorno donde vive con su familia y comparte con susamiguitos al igual que también muestra como el personaje pasa a una etapa más avanzada en su vida como lo es la pubertad y hace del lector su confidente principal al que le cuenta todo cuanto le pasa, es acogedor imaginar y vivir junto con la niña todo un sin fin de cosas que esta obra trae, entre ellas se puede mencionar como las familias venezolanas en aquel entonces vivía bajo costumbres ytradiciones que actualmente se han perdido, al igual que es importante observar cómo se regían las familias por perjuicios morales y supersticiones. Adentrando más en el tema se puede decir que esta autora pintó con delicadeza cada uno de los cuadros que presenta como sí la misma los hubiera vivido, más sin embargo se puede decir que esta deducción se corroboro cuando la misma autora lo dijo a María ElenaRamos (Critica de artes) en una entrevista que le realizo:
Ana Isabel es una obra parcialmente autobiográfica: “Mi infancia fue terrible, porque mi padre era epiléptico y mi madre me crió en una atmósfera de ternura, pero muy miserable y la única evasión que yo tenía era montarme en el techo, soñar e imaginarme cosas. Y empecé a escribir esas cosas creadas en mi mente, así nació Ana Isabel”Con lo antes expuesto también se puede catalogar esta obra como una de las que mejor describe una vivencia desde su infancia y para ello traigo para reforzar lo dicho al crítico Víctor Bravo, el que comenta lo siguiente: “Ana Isabel, una niña decente, es por su voluntad de estilo y por su intencionalidad estética una de las novelas más hermosas del siglo XX venezolano”.
La temática de la historiagira en torno a la añoranza de la infancia y la tristeza de verla perdida, como se puede apreciar en el siguiente fragmento perteneciente al capítulo “Ana Isabel se ha quedado detrás de la reja”:
“el mundo de su infancia, con sus ríos, sus montes, sus nubes, ¡nubes que eran barcos!, ¡el blanco barco de simbad el marino! El mundo de su infancia se queda allí, bajo la Ceiba, bajo los higuerotes, ala sombra fresca de los jabillos, junto a los bancos descalabrados…”
Aquí se puede apreciar como son rememorados los recuerdos de la infancia de Ana una infancia feliz, ya que los recuenta con entusiasmo y pasión.
No obstante también se pudo percibir como esa niña se sentía encerrada en un época en la que no pertenecía, ya que en los años veinte como se dijo anteriormente era una época en laque había una marcada diferencia en cuanto a ricos y pobres y encima de ello se vivía de apariencias en las que Ana Isabel se encontraba en medio, es decir si quería ser catalogada como decente no tenía que darle de que hablar a la gente por cuanto se puede ver en la siguiente cita en la que se encontraba en la plaza la Candelaria y al cobo del atardecer tenía que entrar a su casa porque no...
tracking img