Analisis de obra

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1453 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
INTRODUCCIÓN

A minuto nos vemos vertidos nosotros los estudiantes universitarios por una serie de preguntas, de incógnitas, a las que queremos llegar a una realidad especifica es decir a la verdad, pero esto solo se podrá realizar si solo se hace con estudio, buenos docentes, y aplicando un buen método, con dedicación con el amor a lo que hacemos, inclinada a la vocación universitaria.
Paraello la universidad es quien asume esta responsabilidad formar a personas con espíritu universitario más que a profesionales dedicados a un solo campo profesional.
Desde un punto de vista de Cesar Vallejo analizando la lectura expuesta por él dando a conocer cómo eran y son las universidades Europeas en su tiempo y como la sociedad Americana viene recibiendo los pequeños conocimientos es decirlas migajas.
Es de suma importancia adquirir conocimientos acerca del espíritu universitario pues es lo que nos permitirá a nosotros como estudiantes universitarios, llegar a un verdadero espíritu universitario en la que con nuestros aportes científicos y culturales, contribuiremos con la sociedad y seremos lo que la sociedad espera de nosotros.

París, agosto de 1927
Todos estamos deacuerdo en que América vive culturalmente de Europa como prestataria o depositaría de las formas occidentales en política, arte, en religión, en idioma. Y aunque no todos estamos de acuerdo en que tales formas dominarán en el porvenir de América, nadie puede negar, por ahora, que el nuevo continente sigue cada vez más cerca y al pie de la letra el espíritu europeo. Hemos democratizado ayer con larevolución rusa. Me parece ver revivir las primeras tentativas libertarias del siglo pasado, en las escaramuzas libertarias de los comunistas ahora. El balance de las ideas democráticas no es muy halagüeño hasta hoy en América. Tanto peor o, precisamente, por eso mismo, hay quienes piensan que en la revolución el proletario se impone, como único medio de encauzar nuestros destinos por donde lasdoctrinas burguesas no han hecho más que desorientarnos y anarquizarnos. Y, comunismo integral o moderado, socialismo agrario o antiimperialista (la etiqueta es lo de menos), las nuevas inquietudes que hoy suceden a los ensayos burgueses iniciados hace un siglo en América, todas proceden directamente de Moscú, inspirándose, en esencia, en idéntico postulado de organización económica y de justiciasocial. A la copia de ayer de la democracia europea, sucede la copia de hoy de la Tercera Internacional. ¿Logrará esta nueva manera de organización encauzar los destinos políticos novomundiales? ¿Fracasará el ideal comunista en América, como ha fracasado el ideal democrático?...
Porque es bueno subrayar, con toda la voz, que el sentimiento democrático europeo ha fracasado totalmente en América. Todostenemos de ella plena conciencia. Hasta los mismos europeos lo reconocen y algunos de ellos llegan a asimilar el caso de América al caso de los pueblos del Extremo Oriente, donde el descastamiento cultural ha sido completo y donde las formas occidentales, al contacto con el suelo aborigen, se han podrido, traduciéndose en la debacle y la disolución. La forma de finiquitar nuestras formas indígenasde vida, nuestra historia y tradición, nuestra estructura racial y sus potenciales de renovación para el futuro y, en cambio, no nos ha dado ningún principio nuevo de vida, ninguna semilla política que, por su fuerza y su salud nuevas, pudiera reemplazar, ventajosa y más humanamente, a los antiguos moldes de existencia. Ideal democrático europeo nos ha destruido todo y no nos ha dado más que unafarsa de organización y libertad.
La democracia burguesa ha fracasado en América en el tono y medida en que fracasa para la vida una cosa original al ser repetida o copiada. Todas las instituciones culturales de inspiración democrática, legislación, arte, economía, etc., han desvirtuado en América, no ya por necesidad de adaptación sino por ausencia de facultad de adaptación. La doctrina...
tracking img