Analisis del principe y el mendigo

El Príncipe y el mendigo | | 
Análisis literario
Los Estados Unidos afianzaron el proceso de su Independencia alrededor de 1783, desde esa fecha y hasta la primera mitad del siglo XIX, laliteratura norteamericana intentó cortar los lazos que la habían unido a la de Inglaterra. Pero aunque su temática empezó a ser la del nuevo país en formación, continuó siendo influida por el romanticismo,tendencia entonces imperante en la metrópoli.
Sólo después del descubrimiento de oro en California, las obras empiezan a alejarse definitivamente del romanticismo, la literatura se hace realista.
Aprimera vista, podría creerse que "El príncipe y el mendigo" es una novela histórica. Su espacio se sitúa a mediados del siglo XVI, en la corte de Enrique VIII y en las calles de Londres. El propioautor, quien es el narrador en la obra, ha dicho que ésta es "una historia que durante generaciones se ha transmitido oralmente de padres a hijos". Pero no hay tal. Los hechos relatados jamás ocurrieronen Inglaterra, aunque están tratados en forma realista.
Cuando empiezan a apartarse del romanticismo, los escritores norteamericanos iniciaron la búsqueda de la identidad de su país. Descubrieron,entonces, que detrás de la epopeya colonizadora había graves problemas sociales y raciales, enormes injusticias, enormes diferencias entre pobres y ricos.
Mark Twain ya había encarnado esto, a su modo,en sus dos célebres personajes: Tom Sawyer y Huckleberry Finn. Otros escritores norteamericanos también lo habían hecho. Enriqueta Beecher, con "La cabaña del tío Tom" (1852), había sensibilizado a laopinión pública a favor de los derechos civiles de los negros. Y Henry Thoreau, en su novela "John Brown" (1859), mostraba cómo un esclavo negro armaba a sus congéneres de raza y luchaba contra losplantadores de algodón sureños.
En "El príncipe y el mendigo" Twain utilizaría nuevamente a dos niños para mostrar las injusticias sociales y la crueldad de las leyes impuestas por los poderosos....
tracking img