Analisisi casas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3331 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Con mi gran amigo Rodolfo Livingston decimos que él hace en el espacio lo que yo hago en el tiempo, él hace cirugías en el espacio y yo soy cirujano del tiempo, reparo vidas lastimadas, por eso incluyo su artículo en esta página.

CIRUGÍA DE CASAS

Rodolfo Livingston - Arquitecto Revista “SUMMA” Agosto 1977

El año pasado, al cumplir veinte años de ejercicio profesional,cumplí diez años de especialización en reformas y equipamiento. Esta especialidad – “operar y rehabilitar” viviendas y oficinas – fue surgiendo en mí poco a poco, involuntariamente, quizás provocada por la implacable realidad (que acusa estadísticas elocuentes). En la Argentina, entre el 60% y el 70% de las viviendas se reforman una o más veces durante su vida útil. Esto significa un enorme caudalde energía constructiva, de dinero y de tiempo. Un caudal que existe y seguirá existiendo paralelamente al que se dedica a la construcción de obras nuevas
Si en estas últimas la intervención de los arquitectos es mucha menos de lo deseable, en el campo de las reformas es prácticamente inexistente. ¿A qué familia de la clase media se le ocurre consultar a un arquitecto para mejorar o ampliar sucasa? Un superficial estudio de los resultados de este hecho arroja una gran cantidad de errores, de dinero malgastado, de tiempo perdido, de ilusiones frustradas. Errores, tiempo, dinero y frustraciones que podrían haberse ahorrado la mayoría de las veces, con una sola hora de consulta a un arquitecto.
Los errores más frecuentes pertenecen al campo del diseño, y le sigue la compra de los muebles,objetos o materiales desproporcionadamente costosos que, en general, impiden la terminación del equipamiento.
Es que el mejoramiento estético se piensa solamente a través de los objetos y nunca a partir de un reordenamiento general que comprende también los espacios vacíos. “La idea” o “el planito” se consideran un apéndice. Tanto que muchas casas de decoración lo entregan gratuitamente alcomprador de objetos.
En el mercado inmobiliario se observa el mismo fenómeno: herrajes, cerámicos o los consabidos “azulejos hasta el techo” son las supuestas virtudes que suelen remplazar a una organización espacial apenas correcta.
El concepto es que – en el caso de las reformas –, el servicio que puede prestar un arquitecto es demasiado amplio, o desproporcionado, con respecto a las necesidadesreales. Y, por lo tanto, muy costoso. Pero, por su parte, los arquitectos tampoco están preparados en general para ofrecer un servicio ágil de consulta e información. Las causas son varias.
Ante todo, en la Facultad se los prepara para ser nada menos que artífices de un mundo nuevo. ¿Qué menos que la planificación de una ciudad modelo puede merecer un joven arquitecto recién recibido?
Losejercicios, los temas de los trabajos prácticos y el clima general de la Facultad hacen creer a los estudiantes que el mundo está esperando sus servicios para convertirse en un lugar mejor, especialmente óptimo, funcionalmente perfecto.
Entre las 35.000 fotografías con que cuenta la diapoteca de la FAU, donde figuran las más remotas iglesias polacas, templos hindúes, y primeros planos de patas de leonesasirios, no pueden encontrarse fotos de muebles ni de ambientaciones contemporáneas; en fin, de casas de verdad y del lado de adentro. El capítulo muebles o equipamiento interior es pobrísimo. Los profesionales no suelen dar como tema una reforma o un equipamiento. Todo es antiguo, y lo moderno es olímpico y aséptico: Mies Vander Rohe, Gropius, Wright, o a lo sumo un helado interior argentino,no más acá de la década del ’30: Amancio Williams, un hall del Automóvil Club, algunas fachadas de Wladimiro Acosta.
Ante los primeros trabajos reales, el arquitecto estrena su título con lo que suele ser un duro cachetazo de la realidad. El tema no es una ciudad climatizada bajo una cúpula traslúcida. El tema es un cuarto más para el bebé que está por nacer. O peor aún, la ampliación de un...
tracking img