Angel

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (931 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El suplicio de San Antonio nos cuenta la historia de un minero llamado Cecilio Ortiz, quien vive cerca de una mina, que es donde trabaja y se desarrolla como un tipo muy trabajador, pues gracias aeso pudo comprarse un reloj que desde ya hacía tiempo codiciaba mucho, cuando lo obtuvo muchos de los trabajadores le pedían siempre la hora, pues una de las ventajas de aquel precioso reloj era quepodía dar las 24 horas y no 12 como todos los demás (sus compañeros decían que esa era una gran ventaja a la hora de viajar en ferrocarril).

Un día descubre que su reloj esta desaparecido y no recuerdaen que lugar lo dejó pues había estado en muchos lugares como para recordarlo, incluso en toda la unidad no le habían preguntado la hora hasta el momento en que notó la perdida, pero no tenía porquesospechar de algún robo, pues había hecho que le grabaran su nombre y había ido a que lo bendicieran, pues era de esos tipos que creen mucho y en exceso en los milagros.

Entonces fue a la iglesia aencomendarse a San Antonio pues una señora de un lugar donde iba a comer se lo había aconsejado, pues supuestamente no solo ayudaba a los enamorados también ayudaba a los que le eran enteramentefieles, en fin entró a la iglesia, se paró enfrente de la imagen de la virgen, se persignó y fue directamente al altar de San Antonio, le puso una vela y le empezó explicando la situación de su reloj, decuanto había trabajado por conseguirlo y que lo quería de vuelta y le prometió cosas con el simple hecho de que se lo devolviera y que volvería hasta la otra semana por que tenía que trabajar y cosasasí y lo que hizo fue retirarse con la fe de que por fin tendría su reloj.

El reloj no apareció en toda la semana entonces fue a ver al altar a ver si lo encontraba entre la ropa de aquel santo,pero no lo encontró así que le dijo que no era amenaza pero que si no se lo devolvía le iba a hacer algo, pues talvez la desesperación lo segó, y otra vez no apareció el reloj, entonces en promesa...
tracking img