Antologia de cuentos para 4 y 5 años

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 166 (41348 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
¿CUÁNDO VIENE PAPÁ?

Osvaldo en seguida supo que había llegado la primavera.
No lo adivinó por el pantalón de flores que se puso su mamá. Ni tampoco porque le entraron ganas de hacer travesuras.
Supo que había llegado la primavera porque su papá tomó la mochila para ir a recolectar frutillas salvajes.
De todos modos, saltando detrás de él, preguntó:
-¿Adónde vas?
-A recolectar frutillassalvajes… –respondió su papá, con prisa.
Se le hacía tarde y todavía tenía tanto que preparar…
Abrió la bolsa. Metió un pijama enorme y un cepillito para los dientes. Luego guardó un jarabe para los estornudos y un espanta-mariposas cariñosas.
Después, agarró un mapa especial para no perderse y las llaves de la cueva.
Osvaldo seguía a su papá de aquí para allá. Hasta que, por fin, papá oso dijoadiós con la mano y emprendió el camino.
El pequeño osito también dijo adiós con la mano y se quedó mirando cómo se alejaba.
Entonces, ocurrió algo muy extraño.
La bici de Osvaldo se fue rodando detrás de papá oso. Y se introdujo en la mochila, tocando la bocina. Los patines y la hamaca volaron y cayeron dentro de la bolsa. La pelota de fútbol, el libro de cuentos y el guardabosque de peluche,también.
Osvaldo estaba tan asombrado que no podía ni cerrar la boca.
Su árbol de trepar, su roca de jugar al escondite y su hormiguero preferido… Todas las cosas se marchaban. Desaparecían junto a su papá.
Osvaldo intentó detener su tazón de leche (en el que decía OSVALDO), su cuchara pringosa de miel y hasta las espinacas (que no le gustaban). Pero no hubo manera.
La gorra que había perdidoel jueves apareció, y salió disparada por el camino. Sus medias de ver la tele fueron las siguientes. Y la tele también se esfumó.
La mochila de papá se tragó el Sol, las estrellas y las lamparitas de pilas.
No quedó nada. Osvaldo no podía comer, ni jugar, ni siquiera podía portarse mal. Con el corazón inquieto, fue a buscar a su mamá.
-¿Cuándo viene papá? –le preguntó.
-Cuando los lobosaúllen veinte veces –contestó la mamá osa, sonriendo.
Así que Osvaldo se puso a contar aullidos. Pero después del número cinco se durmió. Cuando se despertó, tiró con insistencia del delantal de su mamá. Y volvió a preguntar un poco más alto:
-¿Cuándo viene papá?
-Cuando la Luna se ponga redonda como un globo de cumpleaños –dijo la mamá osa, acariciándole la cabeza.
Así que Osvaldo se acostó sobreel césped a observar el cielo. Pero la Luna parecía una galleta mordida. Y al día siguiente era como un cruasán escuchimizado. Y al otro, como una pestaña de jirafa.
Entonces, se levantó y fue a ver a su mamá.
-¿Cuándo viene papá? –gruñó con impaciencia.
-Cuando una ciruela madura de aquel árbol caiga justo encima de tu nariz –dijo la mamá osa con toda seguridad.
Así que Osvaldo se plantódebajo de las ramas del ciruelo. Cerró los ojos por si la fruta le salpicaba. Y esperó.
Pero pronto se aburrió y volvió a insistir.
-¿CUÁNDO VIENE PAPÁ? –chilló nervioso.
-¿Cuándo viene papá? –gimió preocupado.
-¿Cuándo viene papá? –lloriqueó triste.
-¿Cuándo viene papá? –susurró casi en silencio.
Se sentó en medio del sendero y apoyó la oreja en el suelo. Entonces, escuchó un ruido conocido.Eran las pisadas de un oso grande que se acercaba.
Osvaldo divisó a su papá que regresaba a casa. Y en ese preciso momento, los lobos aullaron veinte veces, la Luna engordó y una ciruela madura se espachurró contra su hocico.
El osito dio un salto y corrió a recibirlo. Se abrazó muy fuerte a sus rodillas y exclamó contento:
-¡Ha venido papá!
Y entonces, ocurrió algo muy extraño. Las lamparitas depilas, las estrellas y el Sol aparecieron de golpe. Luego lo hicieron la tele y las medias de ver la tele, y la gorra perdida el jueves y las espinacas (aunque no le gustaban), y la cuchara pringosa de miel y el tazón de leche (en el que decía OSVALDO), y su hormiguero preferido y la roca de jugar al escondite y el árbol de trepar.
Por fin, de la bolsa salieron el guardabosque de peluche, el...
tracking img