Antropologia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1674 palabras )
  • Descarga(s) : 11
  • Publicado : 13 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Amarte a Ti Señor

en todas las cosas,

y a todas en Ti.
(Parte II)

Finalizabamos el texto anterior indicando las categorías que el cristianismo formuló a partir de la concepción del cosmos como creación de Dios. Hoy nos detendremos un poco en lo que algunos pensadores de la filosofía cristiana han reflexionado al respecto para detectarlas grandes intuciones que ellos nos brindan en este sentido. Iniciemos pues, nuestra última exploración filosófica para esta unidad.
La razón nos permite conocer a Dios
Hemos ejercitado la razón de manera consiente y seria estos primeros días de clase, y esto se ha manifestado a través de los excelentes ensayos, reflexiones y comentarios que has desarrollado durante las clases y fuera deestas. De hecho, un elemento clave en el tema que nos ocupa, tiene mucho que ver con todo lo que has reflexionado hasta hoy, y que no solo través de lo “que sentimos” podemos conocer a Dios, sino también por medio del ejercicio de la razón.
Esta fue la intuición de uno de los grandes filósofos de la edad Media: San Anselmo de Canterbury[1]. Su pensamiento se puede reducir en la frase: credo utintelligam (creo para entender). San Anselmo propone una filosofía para creyentes, pues su propósito principal radica en exigirle a la fe cristiana una penetración intelectual, una explicación racional: Creo ¿por qué creo?
Según San Anselmo, la razón nos permite llegar a verdades que pueden darnos ciertas certezas. El obispo de Canterbury toma como ejemplo el hecho de que todos apetecemos algún biene indica: “Si existe el bien relativo, debe existir el bien absoluto. Bien/bueno es sinónimo de útil, por ello la utilidad es sinónimo de bondad, y si existe lo que es bueno de algún modo, necesariamente ha de existir el bien absoluto; por ello ha de existir un ser que sea ese bien absoluto”.
San Anselmo indica que el ser humano y la creación han sido en principio creados como algo bueno (vioDios que todo era bueno, cf. Gn 1:1ss) y por tanto si todas las cosas son buenas, deben participar de alguien o algo que sea El bien por si mismo, a saber: Dios mismo, por cuya bondad todo existe y sin quien nada puede llegar a existir.
“Si de la nada nada sale”, todo lo que existe, existe por este ser extraordinario que es Dios, quien existe por sí mismo (no es creatura), es perfecto y eterno(posee vida absoluta y total); nunca ha comenzado a existir, porque siempre ha sido, es totalmente pleno. Su acción e impronta en el ser humano, es el amor: Dios siempre pensó en sus criaturas amorosamente, la felicidad eterna implica un amor perfecto, y este amor se manifiesta en la posibilidad del ser humano de llegar a conocer a Dios de manera racional: “Dios es aquello mayor de lo cual nadapuede pensarse” (argumento ontológico de San Anselmo).
Según San Anselmo, esta es suficiente razón para demostrar como Dios es fundamento de todo cuanto existe, pues ¿Cómo un ser finito y temporal puede pensar en un ser infinito y eterno?
Sin embargo, el psicoanálisis freudiano[2] y Fehuerbach[3] dirían a San Anselmo que estas categorías son mera proyección humana: son el fruto de lasfrustraciones y limitaciones humanas llevadas a un grado de perfección, yo imperfecto necesito un modelo perfecto. Otros dirán que tal argumento resulta poco fiable, pues la existencia de un ser perfecto no se sigue del pensar que es necesario que exista tal ser; pero independientemente de las críticas, queda evidenciado que Dios es más que categorías y conceptos reducibles a pura razón; por eso lasdificultades, “los errores” como decíamos en cuarto curso, nos permiten rectificar el proceso para crecer y llegar a nuevos desarrollos, en este caso lo que hay que destacar es que a pesar de lo limitada que pueda ser nuestra razón, “si nos permite conocer ciertos aspectos de Dios y comprender de mejor manera nuestra fe”.
Las huellas de Dios están inscritas en la creación…
Otro filósofo que...
tracking img