“Aprender a pensar y pensar para aprender”

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 33 (8238 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 13 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
“APRENDER A PENSAR Y PENSAR PARA APRENDER”

Francisco Herrera Clavero y Mª Inmaculada Ramírez Salguero
Dpto. de Psicología Evolutiva y de la Educación
Universidad de Granada
1. CONCEPTOS Y TEORÍAS

Desde la década de los sesenta, han sido numerosas e intensas las propuestas de teorías, investigaciones y programas de intervención, con el objetivo de mejorar la capacidad cognitiva de losestudiantes. Es un hecho que la capacidad para adquirir y utili¬zar la información se puede mejorar entrenando las estrategias de procesamiento que se pre¬ci¬san. La psicología cognitiva ha puesto de manifiesto, sin negar por ello la existencia de un compo¬nen¬te básico de carácter individual, que la inteligencia es una capacidad funda¬mental¬mente di¬ná¬mica y flexible, a saber, es sobre todo unacapacidad para pensar y apren¬der. Es¬ta ca¬pa¬cidad opera a través de una serie de habilidades, estrategias, tácticas y técni¬cas cu¬ya ad¬quisición se puede manipular y mejo¬rar. Sin embargo, frente al notable interés que la in¬vestigación y la práctica educativa ha dispensado al entrenamiento de las habilida¬des inte¬lec¬tuales, también es notable la decepción generada por los programas enrelación con el im¬pacto real que ejer¬cen sobre el rendimiento de los estudiantes (Derry y Muphy, 1986). Como ya sugiriera Sternberg (1983) hace unos años, una parte de la pobreza de los resulta¬dos observados se debe a la falta de una teoría coherente y comprensiva sobre el desarrollo de las habilidades que caracterizan el comportamiento inteligente de los estudiantes...

Por otra parte, losprogramas de intervención, continúa Sternberg, deberían orientar¬se tanto al desarrollo intelectual como al desarrollo de la motivación de los estudiantes y, ade¬más, deberían relacionar la enseñanza que se imparte en la escuela con los comportamientos de los individuos en la vida real.

La preparación de los estudiantes como aprendices autónomos, creativos y con capaci¬dad para resolver problemasrequiere un número considerable de estrategias cuyo entrena¬miento puede ayudar de manera notoria a atenuar las dificultades para aprender, particu¬larmen¬te, en el caso de los estudiantes menos dotados y con peor rendimiento. (Justicia, 1999:161).

Como dicen Maclure et Al. (1998:11), el homo sapiens puede pensar sin que se le haya ense¬ña¬¬do formalmente a hacerlo. Pensar es como respirar: unaactividad normal de todo ser hu¬ma¬no normal. La vida cotidiana depende de la capacidad de pen¬sar.

Depurar y agudizar las facultades del pensamiento ha sido siempre uno de los mayores objetivos de la educación formal, una meta básica de la enseñanza y del aprendizaje en todas sus disciplinas. El objeto de la educación es adquirir la capacidad para agrupar, manipular y aplicar la información,con el fin de comprender; y, por lo tanto, dominar una disciplina da¬da. En con¬se¬cuencia, debe poder ayudar a pensar y hacerlo con un fin determinado.

Asimismo, se supone que al aprender a usar eficazmente el poder del pensamiento a través de las disciplinas de estudio del programa académico y práctico, se benefician otros as¬pectos de la existencia humana: otras formas de resolverproblemas en contextos diferen¬tes.

Pues bien, a continuación se analizarán las teorías más relevantes al respecto, destacan¬do particularmente los trabajos de De Bono (1973), Feuerstein (1954-1991), Gard¬ner (1983-1999) y Sternberg (1985-2000), quienes se apoyan, por una parte, en la visión cognitiva de la inteligencia, cuyo punto cen¬¬tral es su modifica¬bi¬li¬dad, dando espe¬cial relie¬ve a lains¬tru¬cción, como vehículo más impor¬tan¬te para provocar el cambio en la capa¬ci¬dad inte¬lec¬tual; por otra parte, en la aproxi¬mación cons¬truc¬ti¬vis¬ta del aprendizaje de base piage¬tiana y vy¬gots¬kyana; por otra parte, en la visión psico¬so¬ciológica de la experiencia en el aula, del en-torno de apren¬dizaje, y, final¬men¬te, en el proce¬sa¬miento adecuado de la in¬for¬ma¬ción.

No...
tracking img