Aprendizaje implicito

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 32 (7934 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
¿Existe el aprendizaje implícito en el condicionamiento Pavloviano?
Jairo A. Rozo Castillo Psicólogo e investigador social Estudiante doctorado Universidad de Sevilla Sevilla, España

Ver perfil del autor

Fecha pub licación: 16/noviemb re/2002 Para citar este artículo: ________________________ Rozo Castillo J. A. (2002, 16 de noviembre). ¿Existe el aprendizaje implícito en elcondicionamiento Pavloviano?. Revista PsicologiaCientifica.com, 4(14). Disponible en: http://www.psicologiacientifica.com/bv/psicologia-105-1existe-el-aprendizaje-implicito-en-el-condicionamiento-pavlo.html ________________________

RESUMEN

El problema del inconsciente ha sido retomado recientemente por la psicología científica, y uno de sus más prometedores campos es el estudio del aprendizaje implícito.El presente artículo tiene por fin desarrollar una revisión teórica en la polémica de los grupos de investigación en psicología del aprendizaje que defienden la existencia de dos procesos, uno consciente y otro inconsciente, versus aquellos investigadores que consideran que la información experimental que existe hasta el momento no aporta suficientes bases para afirmar tal cosa. Palabras clave:aprendizaje implícito, consciencia, condicionamiento Pavloviano, inconsciente,

El problema de la conciencia La conciencia ha sido un tema conflictivo y para muchos inabordable desde que la psicología se hizo ciencia, sin embargo, desde tales épocas ha sido un tema que ha vagado alrededor de la psicología como un fantasma cobijándola. Al principio la conciencia era el tema central de lapsicología, no obstante tal tema fue casi borrado del mapa de interés de la psicología científica naciente, por las molestas implicaciones que tenía. La conciencia era a la psicología de ese momento, como el éter fue a la física en su época. La conciencia no se ve, no se toca, se intuye posiblemente, pero no se reconocen claramente sus propiedades y características. La psicología debido al legado conductistay a favor de la científicidad de la misma, tomó las bases del positivismo y olvidó cualquier posibilidad de abordar aquellos temas vigorosos pero que por las circunstancias del momento, se podían enfrentar con muy poco rigor. En la última década del siglo pasado, es prácticamente rescatada y valientemente proclamada un objeto más de la ciencia con "bombos y platillos". En la llamada década delcerebro un premio Nobel biólogo molecular, llamado Francis Crick, desde su ventajosa posición proclamo que el alma (la conciencia) exigía ya, ser abordada desde una perspectiva científica y que para él, tal perspectiva debía ser liderada por las neurociencias. A partir de ese grito de batalla, se hizo evidente lo que ya muchos sectores científicos venían trabajando, permitió fortalecer líneas deinvestigación y que a su vez se apoyará el desarrollo de nuevas investigaciones alrededor de la conciencia, pero para el mundo científico y neófito empezó a ser cada vez más notable la necesidad de abordar el conocimiento de la conciencia.

Por el año de 1994 (ver Horgan, 1994) se realizo un congreso sobre conciencia en la Universidad de Arizona donde se pretendía presentar de manerainterdisciplinar los diferentes aportes en los estudios de la conciencia. Allí se reunieron los mas avezados investigadores que provenían de la física, cuántica, teoría del caos, la neurología clínica, la filosofía, la neurociencia, la neurocomputación y la psicología cognitiva. Sus diferentes propuestas partían de marcos teóricos distintos y posiblemente ontológicamente contradictorios, pero básicamente lasposturas se podrían resumir en cuatro básicas: Los mistéricos tipo I, quienes básicamente están representados Roger Penrose y los físicos cuánticos, quienes proponen que los misterios de la conciencia están emparentados con los arcanos de la mecánica cuántica, la cual genera procesos imposibles de abordar por medio de las teorías clásicas de la neurobiología. Los mistéricos tipo II, cuyo...
tracking img