Aproximación a la obediencia nocturna de juan vicente melo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1284 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Aproximación a la obediencia nocturna
por Mario Joaquín Herrera Redondo

La obediencia nocturna fue publicada en su primera edición en 1969, una novela compleja, subjetiva y con varias lecturas.

Para aproximarme a una de ellas, comienzo con el nombre de la misma, Juan Vicente Melo bien pudo haberlo tomado de Rayuela, la cual vio la luz con seis años de antelación, de ser así caen por tierralas exégesis que ubican al título como una referencia al alcoholismo –aunque definitivamente el alcohol es el medio desinhibidor –, puede descubrirse en el capítulo 144 de la novela cortaziana, dicha obediencia, como un dejarse llevar, un someterse a los sentidos, para la satisfacción de los deseos en la consumación del acto sexual, del capítulo referido resalto dos puntos clave por medio delsubrayado y cito[1]:

Los perfumes, los himnos órficos, […]con una cadencia más espesa, entonces yo tení­a que apelar a la perversidad -pero era una perversidad palatina, entendé, un lujo de bulgaróctono, de senescal rodeado de obediencia nocturna-, para acercar los labios a los suyos, tocar con la lengua esa ligera llama rosa que titilaba rodeada de sombra, y después, como hago ahora con vos, leiba apartando muy despacio los muslos, la tendí­a un poco de lado y la respiraba interminablemente, sintiendo cómo su mano, sin que yo se lo pidiera, empezaba a desgajarme de mí­ mismo como la llama empieza a arrancar sus topacios de un papel de diario arrugado. Entonces cesaban los perfumes, maravillosamente cesaban y todo era sabor, mordedura, jugos esenciales que corrí­an por la boca, […] ahí­en la caverna viscosa de tus alivios cotidianos está temblando Aldebarán, saltan los genes y las constelaciones, todo se resume alfa y omega, coquille, cunt, concha, con, coño, […] milenio. Qué silencio tu piel, qué abismos donde ruedan dados de esmeralda, cí­nifes y fénices y cráteres…

Por lo tanto el título nos remite a la sexualidad, pero ¿de qué clase? Debe tomarse en cuenta la inclusión defragmentos de la misa de difuntos o Réquiem latino en todos los epígrafes de los apartados; este ritual del cristianismo occidental intenta ser un punto de contacto entre el mundo de los vivos y el de los muertos. De manera semejante a lo que sucede con Orfeo, es el canto que se dirige al lugar prohibido el que abre la puerta hacia la alteridad espacial. La forma para enlazar a Eros con Tanatos espor medio de la petite mort, es decir el orgasmo, no en vano uno de los sobrenombres del protagonista es el de “el ángel de la muerte”.

En su infancia, cada noche, su hermana Adriana y él se entregan a un nuevo orden, uno que otorga verdadero significado a sus curiosas vidas: el juego y los sueños. Adriana soñaba que era la Bella Durmiente y el protagonista que era un príncipe; norepresentaban los personajes anteriores, los hermanos eran Aurora y el príncipe. El orden diurno que el protagonista se esforzaba por mantener, cede ante la magia del juego nocturno: el jardín se transformaba en bosque habitado por dragones, gigantes y beduinos.

Pero en una ocasión los hermanos son atacados por el perro tigre, evento que simboliza un incesto, acto contra los convecionalismos sociales quedeja tras de sí varias culpas en el protagonista: la del acto mismo, la pérdida de su inocencia, el arrebato de la inocencia de Adriana, la ruptura de la relación fraternal, y la imposibilidad de volver a jugar en el jardín familiar. El ataque del perro tigre y la llegada de Adriana a la adolescencia marcan el final de los juegos. Del reino de los sueños, el protagonista desciende al mundocotidiano, a una casa en la que carece de una fiel compañera y de un padre qué los traicionó, pero sí de un tío que, por encima del hogar, impone sus propias reglas.

Después de la muerte de la madre, al protagonista no se le ocurre otra cosa más que: “Correr, huir, desaparecer. Como nuestro padre [...]”[2].

Pero en la gran ciudad, las cosas tampoco son como él creía. Su desempeño en las clases no...
tracking img