Arbitraje

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 27 (6589 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
El Estado y el Juicio de Arbitraje Según la Legislación Ecuatoriana
July 25, 2010 by Edgar Neira Orellana
Brief Summary: EDGAR NEIRA ORELLANA, GALLEGOS VALAREZO & NEIRA, QUITO, ECUADOR. Es de la esencia del juicio arbitral con entes de derecho público como partes procesales, que la controversia sea de naturaleza contractual, que sea resuelta en derecho y no en equidad; que el convenioarbitral haya establecido la forma de selección de los árbitros y que haya sido anterior a la controversia. Si fuere posterior a ésta será necesario el dictamen del Procurador General del Estado.
Transcurrida una década desde la expedición de la Ley de Arbitraje y Mediación en la República del Ecuador, la experiencia que ha aportado el paso de ese tiempo permite identificar determinados problemas quehan derivado de la aplicación de sus normas y que han sido recurrentes en el desenvolvimiento de las instituciones que integran el sistema arbitral ecuatoriano.
En este artículo destaco algunos elementos resultantes de un análisis descriptivo de los inconvenientes generados por dicha ley, con especial referencia a los casos en que una entidad de derecho público ha estado sometida a lajurisdicción convencional ejercida por árbitros. Tales elementos analíticos son el fruto de mis reflexiones como abogado en ejercicio en el ámbito del derecho público y como árbitro del Centro de Arbitraje y Mediación de la Cámara de Comercio de Quito.
En la primera parte presento una breve cronología legislativa sobre el sistema arbitral en el Ecuador y un enunciado teórico sobre el régimen de contratacióndel Estado ecuatoriano, en atención a que solo las controversias de naturaleza contractual lo pueden vincular válidamente como parte de un juicio arbitral. A continuación describo la normativa legal relacionada con el tema y planteo determinados aspectos que influyen negativamente en el desenvolvimiento de la práctica arbitral.
Por razones de espacio, los contenidos de este artículo secircunscriben a la normativa ecuatoriana. Por tanto, quedan excluidos importantes temas relacionados con Tratados Internacionales sobre arbitraje que ha suscrito el Ecuador y que por mandato del Art. 163 de la Constitución Política forman parte de nuestro ordenamiento jurídico interno con prevalencia sobre las leyes.
Para los efectos de este análisis, destaco que la ley ecuatoriana emplea la designaciónde "convenio arbitral" como una expresión genérica comprensiva de los "convenios arbitrales" propiamente tales y de las cláusulas compromisorias. De ahí que en este análisis sobre el arbitraje en Ecuador utilice indistintamente "cláusula compromisoria" o "convenio arbitral" como expresiones sinónimas.
1. ANTECEDENTES HISTÓRICOS
El Estado como parte procesal en un juicio arbitral no es un temanuevo en el Ecuador. La codificación del Código de Procedimiento Civil de febrero de 1953 incorporó una sección específica bajo el epígrafe "juicio por arbitraje" y previó que los representantes de las personas jurídicas de derecho público estaban autorizados para comprometer la controversia en árbitros, así como para nombrarlos.
Sin embargo de que esta normativa se mantuvo en las codificaciones de1960 y de 1978, la repercusión que alcanzó en la práctica fue mínima. El prestigio e independencia de que gozaba la justicia ordinaria determinaba que todas las controversias que involucraban a entidades de derecho público sean resueltas por los órganos de administración de la justicia común y que no haya habido necesidad de métodos alternos para asegurar esa independencia y acierto, al menos noen lo tocante a conflictos de inversionistas nacionales con el Estado ecuatoriano.
Adicionalmente, las normas del Código de Procedimiento Civil que regulaban el "juicio por arbitraje" eran excesivamente reglamentarias y desalentaban la opción que ofrecía el arbitraje: se exigía que el compromiso arbitral contenga el texto completo de la demanda y la contestación, es decir que la controversia...
tracking img