Arriba ese peluchin

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (267 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
La vida nos habita un tiempo breve, un tiempo cort o.
Mientras dura, aunque duela, semeja un poema. Un pequeño
poema que detiene la muerte, queposterga la desaparición.
La vida zurce sueños, teje deseos, siembra palabras.
La vida habla: “Vivir es ver volver” escribió Azorín.
Vivir es saber morir.La vida es efímera, fugaz. La muert e
nos abraza para siempre: es el instante de instantes. Nos
re c u e rda que somos vientre y alma. De la madre,del padre,
de los días. Salvo la muerte, todo finaliza.
En el umbral de la muerte hablan los seres queridos:
“ Quédate conmigo”. Duele menos aguardartomado de
la mano, de las manos, de las palabras. Lacera menos despedirse
arropado por la vida. Duele menos hablar que
callar. Hablar es regresar,callar es morir. Hablar es tallar,
callar es sepultar. Ante las puertas del final las palabras
mitigan el llanto de las almas ulceradas. ¿Cuánta luz serequiere para que el muerto marche en paz? ¿Cuánta para
que los deudos acepten el adiós?
El momento entre la vida y la eternidad es inasible:
duralo que tarda una bocanada de humo, lo que perd ura
un suspiro. Ese momento es impalpable e intocable.
Dura lo que tarda la vida en marchar. Ante lamuerte, se
cavila, se escribe, se voltea. Son los moribundos quienes
hablan con sus muertos: ¿Qué hacer sino hablar? ¿Qué
hacer sino mirar hacia atrás?Los poetas de haiku lo dicen
bien. Reza el haiku de Kinko: “En la vasta y vacía / noche
de otoño / amanece”. Vasta y vacía, noche y luz. Todo se
tracking img