Asesinos en serie genetico

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 49 (12177 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Anuario de Psicología Jurídica, 2000. Págs. 25-47

ESTUDIOS

EL PERFIL PSICOLÓGICO APLICADO A LA CAPTURA DE ASESINOS EN SERIE El caso de J. F. 1 PSYCHOLOGICAL PROFILE APPLIED IN SERIAL KILLERS CAPTURE
Vicente GARRIDO GENOVÉS
Universidad de Valencia
2

RESUMEN Este artículo presenta un protocolo para la elaboración de perfiles psicológicos que sirvan de ayuda para la identificación deagresores sistemáticos.Junto a la revisión de la investigación más relevante en relación con asesinos y violadores en serie, se ofrece un estudio de caso detallado sobre J. F., el asesino en serie de Castellón, convicto en enero de 2000 del asesinato de cinco mujeres. PALABRAS CLAVE: asesinato en serie, perfil psicológico, estudio de caso. ABSTRACT This paper presents a protocol to buildpsychological profiles in helping the identifica tion of systematic aggresors. A review of main research about serial murderers and rapists is presented, togheter with a case-study in which the Castellon’s serial murderer J. F., convicted in january 2000 for the death of five women, is analysed. KEY WORDS: serial murder, psychological profiling, case-study.
1 Texto ampliado de la conferencia impartida en laV Jornada de la Sociedad Española para el Estudio de las Diferencias Individuales. Barcelona, 25 de febrero de 2000. 2 Profesor titular de la Universidad de Valencia. Facultad de Educación, avda. Blasco Ibañez 30 46010 Valencia. E-mail: Vicente.Garrido@uv.es. Telf. 686 415 520

ANUARIO/2000

25

El perfil psicológico aplicado a la captura de asesinos en serie

1. INTRODUCCIÓN J. F. V.,interno actualmente en el c e n t ro penitenciario de Madrid-2, se confesó autor de cinco homicidios, en las personas de S. R. A., N. A. O., M. V. A., F. S. L., A. S. G. C. Las cuatro primeras muertes acaecieron entre julio y septiembre de 1995, mientras que la última sucedió en septiembre de 1996. También se sospechó que podía ser el autor de la muerte de P. P. pero no fue finalmente acusado deeste hecho, ya que no había prueba alguna, y J.F. nunca reconoció ser su autor. Previamente a estos hechos, el acusado fue condenado por un delito de violación ocurrido en junio de 1989, siendo la víctima V.R.F. En ese hecho, J. F. colisionó de madrugada en Benicassim con la motocicleta de una joven, y después de librarse de la intromisión de diversos conductores que se habían detenido a ayudar (“nose preocupen, ya la llevo yo al hospital”), la lleva a una zona desierta, la amordaza, la ata, la ciega con adhesivo y klinex,la golpea y la agrede sexualmente. Estuvo en prisión seis años, hasta el día 4 de abril de 1995. J. F. mantuvo su inocencia durante todo este tiempo, observando un excelente comportamiento penitenciario, participando en tareas culturales como la revista de la cárcel, obrasde teatro y estudios de acceso a la universidad. Con anterioridad a este hecho figura sólo una violación de las normas de tráfico por imprudencia temeraria. En la prisión, el informe del equipo técnico lo describió como poseedor de “una agresividad alta pero sometida a c o n t rol”, y se señala que no re c o n o c e su autoría en la violación por la que fue

condenado “por presión del ambiente”.También destacó una inteligencia por encima del promedio (cociente de inteligencia de 120) y “una buena capacidad para adaptar conscientemente su pensamiento a nuevas exigencias”. Por otra parte, J. F. resultó implicado con posterioridad a las muertes de las que se confiesa culpable en otros dos posibles hechos delictivos, ocurridos el 15 de febre ro de 1998 y el 12 de septiembre de 1998. Enenero de 2000 fue condenado a 25 años de prisión por ser autor de los asesinatos de las cinco mujeres referidas. Igualmente, se consideró autor de un intento de homicidio por el primero de los hechos de f e b re ro de 1998 reseñado; por el hecho acaecido en septiembre de ese año se le hizo responsable de un delito m e n o r. Se le apreció la atenuante de confesión, y a pesar de que el tribunal dio...
tracking img