Autobiografía expresión corporal

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1274 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 31 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Hasta el principio del presente curso, los posibles (y digo posibles porque no me queda claro que lo fueran) contactos que había tenido o tuve con la expresión corporal pasaron algo desapercibidos para mi. Recuerdo algunas representaciones teatrales en el colegio, siendo muy pequeñito (no recuerdo bien la edad), a modo de representar roles más impuestos que elegidos, con lo cual no despertóinterés ni me estimuló en absoluto. Jamás presté atención a ella, evidentemente no por mi culpa, es más una cuestión de mala suerte, en lo que a los maestros que tuve se refiere y sobre todo en lo que se refiere al sistema que no otorga un área específica a este realmente importante campo.

Tras estos breves recuerdos, he de señalar, que tras la experiencia vivida en los primeros años de primaria, novolvería a “saber” de la expresión corporal, ni siquiera en el instituto hasta llegar a 3º de carrera.

Desde el primer día todo fue confuso para mi, digamos que este enfoque se salía de la perspectiva que yo tenía de la educación física, que sí bien jamás la he orientado al aspecto competitivo, autoritario y técnico, tampoco me había planteado el hecho de orientarlo al ámbito expresivo, cosaque sin duda va implícita en el campo del movimiento que sin duda es la base de la educación física.

Lo primero que me chocó fue la disposición del aula. Era totalmente diferente a lo experimentado durante los dos primeros años anteriores de la carrera, un aula sin bancas fijadas al suelo, sin proyector, sin ordenador y con una pizarra móvil. Sentí un giro de 180 grados en cuanto a lapercepción espacial del aula, ya que esta no tenía una estructura fija, tal y como había experimentado durante toda mi vida universitaria (¿y escolar?). No solo era la movilidad se las silla, la pizarra, etc.; sino también la organización del alumnado, que podía cambiar en cada sesión, unas veces en círculo, otras todos juntos frente a la pizarra, en el suelo, en sillas, sobre esterillas, es decir, unsinfín de posibilidades para organizarnos que hasta entonces no hubiésemos imaginado que se podían producir fuera del pabellón y en un aula.

La verdad es que antes de empezar esperas, por el mismo nombre de la asignatura, y la idea superficial y equívoca que existe generalmente sobre este campo que todo fuesen representaciones teatrales, bailes, etc. En esas primeras sesiones, me sorprendió elsimple hecho de descalzarnos. Fue un gesto que me pareció curioso y que no pensé que luego se convirtiese en una costumbre a la hora de entrar a la mayoría de las clases. Se convirtió en un gesto casi automático y una costumbre. Las sensaciones fueron más que positivas, desconcertantes, como ante cualquier cosa desconocida y a la que no te queda más remedio que enfrentarte. En estas primeras clases ya lo largo de la asignatura, aunque a finales de diciembre el frío acechase mis pies casi desprotegidos e hiciese cada vez más difícil concentrarse al comienzo de la propuesta que tocase, poco a poco se le iba cogiendo el gustillo a esto.

En clase he experimentado todo tipo de sensaciones y sentimientos. Desde una terrible vergüenza el día que tuvimos que “danzar” al ritmo de I Will Survivehaciendo todo tipo de movimientos con un papel de periódico, eso sí, los que nosotros quisiéramos, mientras el resto de la clase nos seguía, hasta una concentración casi extrema en las sesiones de “la mirada adentro”, pasando por sesiones en las que me he reído una barbaridad como la de las estatuas esculpidas por nosotros mismos. Curiosamente, en esta misma sesión también experimenté ciertasensación de nerviosismo al ser observado desde tres puntos de vista diferentes, el mío propio, el de un solo compañero y el del colectivo. Días después me topé en internet con una campaña publicitaria de la marca de ropa deportiva Adidas en la que una persona se encontraba en mitad de una avenida principal de una gran ciudad (no he conseguido descifrar cuál) dentro de un cubículo de metacrilato...
tracking img