Baguazo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1311 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El congresista Guido Lombardi Elías de Unidad Nacional es un comunicador social y personaje de larga trayectoria pública, cuya parquedad y sindéresis lo convirtió en el clásico moderador imparcial de los grandes debates electorales.

Bueno, pues, Lombardi, ha presidido la Comisión investigadora del Congreso de la República sobre los hechos de Bagua y ha expurgado toda la información en torno alos fatídicos acontecimientos. Lombardi, concluye con absoluta claridad y precisión en afirmar la responsabilidad política del gobierno, cuyos desaciertos y desatinos provocaron de manera innecesaria el conflicto que derivó en la muerte de 34 personas.

“‘El motivo del desalojo fue escarmentar a los indígenas antes de que se retiren de la curva del diablo‘”.

Lombardi no ha colocado estagravísima acusación en su informe en minoría porque no existen pruebas materiales de esto, pero esa es la única explicación razonable a la cual ha llegado de manera honesta luego de analizar con imparcialidad y sin subjetivismo todos los elementos a su alcance.”

Hace unos días Lombardi sorprendió al recalcitrante periodista de derecha Jaime de Althaus cuando en una entrevista realizada el viernes 4en Canal N (1), escuchó de boca de Lombardi la explicación de fondo del Baguazo: “El motivo del desalojo fue escarmentar a los indígenas antes de que se retiren de la curva del diablo”.

Lombardi no ha colocado esta gravísima acusación en su informe en minoría (2) porque no existen pruebas materiales de esto, pero esa es la única explicación razonable a la cual ha llegado de manera honestaluego de analizar con imparcialidad y sin subjetivismo todos los elementos a su alcance.

La contundencia de la versión de Guido Lombardi es tan sólida y acusatoria de la responsabilidad política del gobierno que periodistas tozudos como Aldo Mariátegui solo se explican a sí mismo el informe Lombardi como que ha sido redactado por “otras personas”, entre estos los “caviares”.

A contrapelo deAldo, el psicoanalista Jorge Bruce en su columna del diario La República del 6 de junio (3) destaca el “nivel de información y capacidad de análisis de la situación” de la que hace gala Lombardi en su informe y en la entrevista con Althaus; y reconoce que Lombardi es una persona que “no se deja influenciar por cálculos políticos o intereses comerciales”.

“La postura de Guido Lombardi tiene elsingular valor de indicar cómo una persona – aún teniendo una postura política liberal o pro inversionista – puede llegar a entender la problemática de los pueblos indígenas cuando toma en serio su papel de esforzarse por comprender sus razones, con honestidad, sinceridad y especialmente sin prejuicios.”
La postura de Guido Lombardi tiene el singular valor de indicar cómo una persona -aún teniendouna postura política liberal o pro inversionista- puede llegar a entender la problemática de los pueblos indígenas cuando toma en serio su papel de esforzarse por comprender sus razones, con honestidad, sinceridad y especialmente sin prejuicios.

La sobriedad ética e intelectual de Lombardi se hace extrañar por ejemplo cuando leemos la penosa posición de Fernando Rospigliosi quién a pesar de sucopiosa información sobre el accionar policial en su columna de hoy sigue achacando responsabilidades a Pizango.

Peor aún, se alarma por la Ley de Consulta -a la que califica de peligrosa- y confunde el derecho al consentimiento con el derecho a veto. Rospigliosi dice que el “acuerdo o el consentimiento… excede largamente lo que establece el Convenio 169 de la Organización Internacional delTrabajo (OIT)” a pesar que el artículo 6, inciso 2 lo indica de manera taxativa.

Urge que alguien proporcione a Rospigliosi un ejemplar del Convenio 169 de la OIT y si es posible también de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas para que los lea antes de volver a referirse a los límites de derechos de los pueblos indígenas.

¿Quién atiza la violencia?...
tracking img