Bienvenido al mardi gras de la vida

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2997 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 19 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Bienvenido al Mardi Gras de la vida
Bienvenido a la fiesta… tome su máscara y entre en la sala, le abriremos la puerta. Coma, beba, baile, disfrute de los placeres que le ofrecemos. Coma hasta saciarse, beba hasta embriagarse, baile hasta cansarse… bienvenido a la vida. No se olvide de ponerse su antifaz, la necesitará. ¿Cuál color prefiere? ¿Verde riqueza? ¿Rojo poder? ¿Azul última tendencia?¿Amarillo aceptación? ¿Desea ponerle adornos? Tenemos plumas para todos los gustos. Plumas amarillas del ave de la mentira, plumas azules del ave de la moda, plumas verdes del ave de la vanidad, plumas rojas del ave del engaño, y plumas negras, largas y brillantes del ave de la hipocresía… puede tomar el que quiera. Bienvenido a la fiesta, mi Lord.

Música y baile era lo que había en esta granfiesta del siglo: La fiesta de la vida… el Mardi Gras de la vida. La orquesta vestida formalmente de traje blanco y negro, sin olvidar el detalle de sus antifaces blancos que hacían juego con su vestimenta, tocaban canciones agradables a cualquier oído en el gran recinto. Parte de los invitados bailaban alegremente en el centro del salón, mientras que otros conversaban de pie con copas de vino en susmanos y otros comían y bebían intensamente en las amplias mesas llenas de comida. Todas las personas llevaban puesto en sus rostros un determinado antifaz, muchos verdes, muchos rojos… en fin, había una inmensa variedad. Algunos parecían entablar agradables conversaciones con otras personas con un color de antifaz diferente, parecían intercambiar opiniones. Se veían muchos antifaces verdesplaticando con antifaces rojos y amarillos. Otros formaban pequeños grupos sociales con los que tenían antifaces de su mismo color, como los rojos, que se reunían en pequeños grupos para discutir ciertos temas que al parecer eran de importancia. Los azules parecían estar en todos lados, como buscando recolectar información de los otros antifaces. Eran los más dispersos y parecía que buscaban adaptarse alos demás. Aún dentro de este completo arco iris, nuestro protagonista había llevado su propio antifaz: blanco, sin ninguna ornamenta. Al entrar por las grandes puertas fue interceptado por un joven de antifaz azul y una pluma del mismo color en un extremo del antifaz, quien lo miró de arriba abajo. Al terminar de inspeccionarlo miró a su antifaz, era blanco. Preguntó de forma extrañada y sin darpresentaciones: ¿Qué te hace especial? ¿Quién es usted? – preguntó Lord Barxton cortésmente al joven. Quien soy no importa – respondió velozmente –, sino cómo soy. ¿Qué lo hace especial? Pues… realmente no sé a dónde quiere llegar, joven – dijo algo confuso. Usted no parece normal, usted no está vestido de la forma adecuada ni actúa de la forma correcta. Dudo mucho que usted escuche el mismo tipode música que nosotros. Usted es diferente, no me agrada – dicho esto se arregló un poco la pollina y se marchó.

“Quien soy no importa, sino cómo soy…” Lord Barxton no pudo sacar esta respuesta de su cabeza, estaba convencido de que algo malo le pasaba a ése joven. Pensaba en lo misterioso que era ese chico y en lo agradable que debía ser el vino que estaban sirviendo en la cantina al fondode la sala. Mientras se dirigía a su destino, observaba a sus alrededores para ver cómo estaba el ambiente. Las personas que bailaban lo hacían a un mismo ritmo y con los mismos movimientos, no parecía nada divertido; muchos de los antifaces verdes estaban sentados juntos en los comedores, hablando y comiendo, disfrutando con un aire de superioridad que podía sentirse desde lejos. Del otro lado dela sala, un grupo de antifaces rojos, de más o menos 6 personas estaban de pie conversando y disfrutando del gustoso vino que él buscaba. Junto a uno de los hombres del grupo (era un hombre algo mayor) estaba una hermosa joven. Con su largo vestido rojo y negro, su pelo largo y lacio, y sus zapatillas de tacón mostraban que era una chica de muy buena posición económica. Parecía aburrida, a...
tracking img