Bio de rumiñahui

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1098 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Nació en Píllaro hacia l.482 aproximadamente. Fueron sus padres el inca Huayna Cápac y Nary Ati, princesa de Píllaro; hija de Pillahuaso, Cacique o Ati de Píllaro, San Miguel, Mulalillo y Panzaleo y de la reina Choazanguil, cuyo nombre quiere decir "serio o vientre sagrado", nativa del pueblo de Huainacurí. Pillahuaso era hijo de Pillajo, el más antiguo Cacique o Ati de San Miguel que se conoce.El verdadero nombre de Rumiñahui es Pillahuaso, tomado de su abuelo. Rumiñahui solamente es un apodo que significa "Cara de Piedra" y así lo llamaban por tener un berrueco o tumorcillo en la niña del ojo. Posteriormente los Cronistas de Indias lo nombran "Orominavi", corrupción fonética de Rumiñahui, que se prestó para que muchos pensaran que era dueño de minas de oro. Actualmente el Ministeriode Educación ha confundido aún mas a las gentes designando a varias escuelas y colegios de la República con la denominación de "Ati II Pillahuaso", para diferenciar a Rumiñahui de su ilustre abuelo el “Ati Pillahuaso", que vendría a ser el primero.
Pillahuaso es voz de orígen "Quitwa", más antigua que el quichua. En cambio "Ati" es quichua y significa "Vencedor, invencible..", título que usaba elviejo Pillahuaso en tiempos de Huayna Cápac, habiéndolo transmitido a su nieto Rumiñahui. Explicados así los nombres y el titulo usado por Rumiñahui (1), veamos lo que se conoce de su historia.
Debió tener 51 años de edad aproximadamente en 1.533 cuando Atahualpa fué preso. Entonces Rumiñahui y otros caciques se dirigieron a
Cajamarca para hacerlo huir pero viendo que era imposible, "aullando dedolor" regresaron a sus tierras para preparar la guerra contra los invasores. Aún vivía en Píllaro su casi centenario abuelo el gran Cacique "Pillahuaso", que había gozado con su familia de mucha tranquilidad, formando parte del Gran Consejo de los Ancianos de Huayna Cápac, y que con otros señores fué depositario de su testamento en Quito y luego sostuvo a Atahualpa contra su hermano Huáscar; porello era considerado sabio y respetable, de suerte que debió aconsejar a su nieto Rumiñahui y cuando el 29 de Agosto de 1.533 las candelas anunciaron que Atahualpa había sido ajusticiado en Cajamarca y la noticia se regó por el imperio; Rumiñahui se proclamó Shyri de Quito por ser hermano mayor del Inca.
Legalmente no le correspondía dicho título, no tenía ascendencia con los Shyris y su padreel Inca había dejado otros hijos con mayores derechos. En Quito vivía el hermano menor de Atahualpa llamado Illiscacha (Illescas según escribieron equivocadamente los cronistas de Indias) habido en la reina Paccha y en el Cusco estaba Manco Capac, también hijo de Huayna Cápac en su prima Mama Runtu; pero, los tiempos no estaban para este tipo de reflexiones y Rumiñahui, como guerrero más preparadopara resistir al enemigo, asumió el mando, preparó los ejércitos, los disciplinó y salió a encontrar a los invasores que subían por la sierra al mando del Capitán Sebastián de Benalcázar.
Con Rumiñahui estaban los grandes Caciques ancianos Nazacota, Jacho y Pillahuaso; también los jóvenes como Zopozopangui, Gobernador de Quito; Píntac, Quimbalimbo, Chaquitinta, Nuenango, Mainaloa y los Angos, quequerían escarmentar a los traidores mitimaes cañaris que eran oriundos el Cusco y a su Jefe el Cacique Chapera, puestos de parte de los españoles, como hábiles guerreros y astutos guías.
Rumiñahui destacó una división de 4.000 hombres al mando del general Chaquitinta para interceptar el paso de Benalcázar en el desfiladero de Achupallas; pero, los indios, al escuchar el ruido de los arcabuces ycontemplar la carga de la caballería, huyeron despavoridos y Chaquitinta fue castigado y pereció decapitado por ese fracaso.
Enseguida Rumiñahui se situó en el valle de Alausí donde dió la primera batalla que terminó indecisa y se retiró ordenadamente a la fortaleza de Tixán, disponiendo hoyos y zanjas disimuladas para aniquilar la caballería que tanto temor causaba a sus huestes; esas...
tracking img