Bondades del amor

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 19 (4663 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
CAPÍTULO 13

2. EL MAYOR DE LOS DONES: EL AMOR (1Co/13/01-13).
El capítulo que ahora reclama nuestra atención ha recibido desde hace mucho tiempo su nombre propio: el himno al amor. Estos 13 versículos resisten la comparación con las más bellas piezas de la literatura universal, aunque su autor no se haya cuidado de este aspecto. Tal afirmación, justificada ya por la forma externa del pasaje,se refuerza si tenemos en cuenta lo acabado del tema, cerrado en sí mismo, independiente y propio. Pero sería erróneo pensar que ya por eso podría ponerse en duda su pertenencia a este contexto. Aunque la visión del amor ha elevado al Apóstol a altas cimas al dictar este pasaje de su carta, y su lenguaje ha cobrado vivo impulso bajo tal influencia, no ha perdido de vista ni en una sola línea sumotivo y su finalidad de ofrecer a los corintios una auténtica escala de valores. Parece hablar desde una perspectiva personal: si yo...; parece hablar, asimismo, del amor en sí: el amor... Pero cada una de estas afirmaciones se endereza a un punto débil o vulnerable de sus destinatarios.
El tema del amor ha tenido cierta preparación previa. Ya una vez fue iluminado como por un relámpago alcontraponerlo al «conocimiento». Frente a él, la gnosis -apreciada sobre todas las cosas por los corintios- aparecía como algo pequeño y sin contenido. Aquí se repetirá la idea en un marco más extenso.
Antes de pasar al análisis concreto, parece útil una introducción. Las obras artísticas merecen que aquel que quiera comprenderlas en su justo valor, se preocupe previamente por adquirir el conocimientode sus líneas esenciales. Y así, comenzaremos por preguntarnos: ¿Qué amor se ensalza aquí? ¿Puede aceptarse que todo el mundo le conoce? ¿No es acaso el amor algo sobre lo que pueden darse las más diversas concepciones?
AGAPE/QUE-ES: Pablo ha utilizado la palabra ágape. De entre las palabras existentes en el griego de aquella época para expresar este concepto, era la más desusada de todas ellas (adiferencia, por ejemplo, de eros y philia). Así, pudo ser más fácilmente acuñada y configurada por la revelación cristiana. Si agrupamos las afirmaciones más importantes del Nuevo Testamento sobre la ágape, obtenemos esta imagen de conjunto: ágape es, en primer lugar, el comportamiento de Dios que se da libremente al hombre. Este amor se ha revelado al enviarnos Dios a su Hijo y al Espíritu. Deeste modo se ha hecho visible en Jesucristo y se nos ha participado por el Espíritu Santo. «El amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por medio del Espíritu Santo que se nos dio», dice la sentencia central sobre el amor (/Rm/05/05). El hombre no es, pues, sólo un receptor, un objeto del amor de Dios; es, además, capaz de amar. Que pueda serlo, no es, evidentemente, algo derivado de sunaturaleza, sino que es don de la gracia. Pero gracia no significa que el hombre no pueda hacer nada en este ámbito. Existen ciertamente algunas clases de gracias que no se encuentran en la esfera de todos y de cada uno -y en este mismo contexto del capítulo 13 deberemos abordar este tema-, pero en el amor se trata de una gracia que, en esencia, forma parte del ser cristiano, de una virtud ogracia en la que, por otra parte, el hombre mismo puede cooperar en algo, y aun en mucho. Por todo esto, se le introduce aquí en calidad de «camino».
Es a todas luces evidente que el capítulo se agrupa en torno a tres ideas principales. Se trata de un solo himno. Pero, aun dentro de su unidad hímnica se puede dividir muy bien en tres estrofas, cuyo contenido es: a) sin amor hasta lo mejor es nada; b)el amor produce todos los bienes; c) el amor es ya ahora lo que será eternamente.
a) Sin amor, hasta lo mejor es nada (13,1-3).
1 Si hablo las lenguas de los hombres y de los ángeles, pero no tengo amor, soy como bronce que suena o como címbalo que retiñe. 2 Y si doy en limosnas todo lo que tengo, y entrego mi cuerpo a las llamas, pero no tenga amor, de nada me sirve. 3 Y si tengo el don de...
tracking img