Bpm agricola

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2048 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Las frutas y las hortalizas frescas son
una parte esencial de la dieta humana.
Si bien, el beneficio para la salud que
resulta de su consumo habitual está
ampliamente comprobado, existen datos
que sugieren que los índices de enfermedades
relacionados con su ingesta
son mayores en consideración con otros
alimentos. La frecuencia con que se
han manifestado cuadros epidémicos
ha puesto enentredicho la inocuidad
de productos no sometidos a procesamientos
para reducir o eliminar la carga
microbiana.
Diferentes factores pudieran contribuir
a la presencia de microorganismos patógenos
asociados a estos productos,
incluyendo la contaminación de las
aguas de riegos y de los cultivos con residuos
fecales de individuos o animales
enfermos. Además, la baja eficiencia en
lossistemas de desinfección utilizados
para el control de microorganismos en la
recepción y lavado de frutas y hortalizas,
las condiciones sanitarias del área de
empaque, la higiene de los trabajadores,
los canales de distribución distantes y
complejos, y el mal manejo durante el
almacenamiento, contribuyen a la presencia
de estos microorganismos. Además,
los cambios en el estilo de vida y
lasnuevas tecnologías han creado una
nueva revolución en la industria de los
alimentos, haciendo más disponibles
alimentos en diversas formas. Estos
factores también han contribuido a
la disponibilidad de que los alimentos
acarreen microorganismos, ya que
aplicaciones mal hechas de
estas tecnologías pudieran
favorecer el crecimiento y
supervivencia de ciertos
patógenos. Tales evidenciasseñalan la necesidad
de estar preparados para
estos cambios y tener
una visión más clara de
las enfermedades asociadas
al consumo de
los alimentos frescos.
En consecuencia, será
obligatorio realizar aná-
Con el uso de semilla certificada, garantizamos plantas sanas y vigorosas. Foto INTA.
6
Manual de Buenas Prácticas Agrícolas
lisis microbiológicos para cumplir con
los requerimientos deexportación en los
productos hortofrutícola.
Estas situaciones afectarían directamente
al sector productivo quienes no
prestaban atención a las condiciones
sanitarias en las distintas fases del
proceso de producción. Ahora deberán
tomar medidas adecuadas para que
los jornaleros agrícolas no realicen sus
necesidades fisiológicas dentro de los
campos, utilizar agua de riego libre demicroorganismos infecciosos, establecer
monitoreos continuos y evaluar la incidencia
de estos microorganismos en las
aguas utilizadas en las diversas actividades
agrícolas. Aun más, será necesario
certificar las frutas y hortalizas dirigidas
a los mercados de exportación.
A raíz del plan de iniciativa para garantizar
la inocuidad de frutas y hortalizas
nacionales e importadas emitido por elpresidente de los Estados Unidos, países
exportadores han adoptaron lineamientos
integrales de sistemas de prevención
para atender las exigencias internacionales
y obtener productos que cumplan
con las normas más altas de calidad e
inocuidad. Estos sistemas consisten de
procedimientos y puntos de control durante
las diversas etapas involucradas
en llevar las frutas y hortalizas hasta elconsumidor, con la meta específica de
no contaminar el producto. Sin embargo,
los diversos patrones socioculturales de
la agricultura de los países exportadores
representan un grave inconveniente al
establecer y definir las buenas prácticas
agrícolas y empaque de los productos
para consumo fresco.
Es importante reconocer que la mayor
parte de estos problemas, se solucionan
haciendo usodel sentido común, pero
antes, se debe contar con un conocimiento
amplio de los riesgos de contaminación
física, química y microbiológica
en cada una de las etapas de producción.
Es preferible prevenir la contaminación
de frutas y hortalizas, que encontrar
un método efectivo de control por parte
de los productores y empacadores para
lo cual deben utilizar buenas prácticas
agrícolas en...
tracking img