Buenas tareas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 439 (109547 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Homero

Odisea

INDICE

PÁGINA ODISEA CANTO I CANTO II CANTO III CANTO IV CANTO V CANTO VI CANTO VII CANTO VIII CANTO IX CANTO X CANTO XI CANTO XII CANTO XIII CANTO XIV CANTO XV CANTO XVI CANTO XVII CANTO XVIII CANTO XIX CANTO XX CANTO XXI CANTO XXII CANTO XXIII CANTO XXIV 4 13 22 33 50 60 67 74 86 98 110 123 132 141 152 164 174 187 196 208 217 226 236 244

CANTO I Dime, Musa, de estehombre ingenioso que vagó tanto tiempo, después de haber destruido la ciudadela de Troya. Vio las más populosas ciudades y conoció su espíritu, y sufrió en su corazón de muchos males sobre el mar por cuidar la propia vida y el regreso de sus compañeros. Pero ni así hubo de salvarlos, contra su voluntad; perecieron por su codicia ¡los insensatos! después de comer los bueyes de Helios Hiperioniada.Y éste les arrebató la hora del regreso. Dime alguna de estas cosas, Diosa, hija de Zeus. Todos los que pudieron evitar la negra muerte, escapados de la guerra y del mar, habían vuelto a sus hogares; pero Ulises quedaba solo, lejos de su país y de su esposa, y la venerable ninfa1 Calipso, la muy noble Diosa, le retenía en hueca gruta, deseándole para marido. Y cuando llegó el tiempo, después de lacarrera de los años, en que los Dioses quisieron que regresara a su casa de Itaca, allí también hubo de sufrir males en medio de los suyos. Todos los Dioses le compadecieron, excepto Poseidaón2, que sufrió irritado contra el divino Ulises hasta que hubo regresado a su país. Y Poseidaón había ido al país de los etíopes, que viven lejos y están divididos en dos pueblos, uno mirando al poniente deHiperión y el otro a levante. Y el Dios había ido para asistir a una hecatombe de toros y carneros. Y mientras él se recreaba sentado a este festín, los demás Dioses se hallaban reunidos en el palacio de Zeus Olímpico3. Y el padre de hombre y de Dioses comenzó a hablarles, recordando al irreprochable Egisto, a quien había matado Orestes Agamenón. Acordándose de él, dijo a los Immortales estaspalabras:
1

Las ninfas eran las mújeres jóvenes que poblaban campos, bosques, fuentes, manantiales y lagos. La creencia en las ninfas y su culto estaba muy arraigado a Grecia.

2

Poseidaón y Poseidón habitaba en el fondo del mar y armado de su tridente recorría sus dominios en un carro arrastrado por corceles impetuosos, imagen de las olas. Era el dios y el dueño del mar

3 Se llamanOlímpicos por antonomasia a aquellos de entre los grandes dioses de la mitología griega que tras la victoria de Zeus sobre Titanes, Gigantes y Tifón, habitaban, según la tradición homérica, la más alta de las cumbres de Grecia. Zeus, divinidad griega, es el Júpiter de los romanos. Su oráculo en Dodona y su templo y culto en Olimpia tuvieron una extraodinaria influencia en el mundo griego.

—¡Oh, cuántose quejan los hombres de los Dioses! Dicen que sus males les llegan de nosotros, y ellos solos, por su demencia, agravan su destino. He aquí a Egisto, que, contra el designio, se ha desposado con la mujer del Atreida y matado a éste, sabiendo que su muerte después sería horrible, pues nosotros le habíamos prevenido por Hermes, el vigilante Matador de Argos, para que no matara a Agamenón nideseara a su mujer, porque el Atreida Orestes habría de vengarse cuando, ya mozo, regresase a su patria. Así se lo dijo Hermes, mas el sano consejo no persuadió a Egisto, y ahora toda su culpa ha expiado de una vez. Y Atenea4, la diosa de ojos claros, le respondió: —¡Oh Padre nuestro Cronida, el más alto de los reyes! Ese al menos ha sido herido por una muerte justa. ¡Que muera así quien de tal modoobre! Pero mi corazón se desgarra al recordar al bravo Ulises, ¡el desdichado!, que padece ha tanto tiempo lejos de los suyos en el centro de una isla perdida en medio del mar. En esta isla toda llena de árboles habita una Diosa, la peligrosa hija de Atlas, el que conocía el fondo de los mares y lleva las fuertes columnas que separan la tierra del Urano. Y su hija detiene a este desventurado que...
tracking img