Calendario liturgico 2010 2011

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 415 (103547 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
CONFERENCIA EPISCOPAL ESPAÑOLA Secretariado de la Comisión Episcopal de Liturgia

Calendario
Litúrgico - Pastoral

2010-2011
Ciclo «A» Año «impar»

Este Calendario Litúrgico Pastoral ha sido elaborado por el Secretariado de la Comisión Episcopal de Liturgia de la Conferencia Episcopal Española de acuerdo al Calendarium Romanum, a las Normas Universales sobre el Año litúrgico y sobre elCalendario, y al Calendario Propio de España.

En la cubierta: Pantocrator P. Ruberval Monteiro da Silva, osb.

© CONFERENCIA EPISCOPAL ESPAÑOLA
No está permitida, sin la autorización escrita de los titulares del copyright, bajo las sanciones establecidas en las leyes, la reproducción parcial o total de esta obra por cualquier medio o procedimiento, comprendidos la reprografía y eltratamiento informático.

Edita:

Libros Litúrgicos - conferencia episcopaL españoLa
c/ Añastro, 1 - 28033 - MADRID Teléfono: 91 343 97 91 - Fax: 91 343 96 65

ISBN: 978-84-92586-18-9 Depósito Legal: Impreso en España Imprime: Orinoco Artes Gráficas, S.L.

PRESENTACIÓN
La Sacrosanctum Concilium propone justamente que se abran con generosidad al pueblo de Dios los tesoros de la Biblia para que lamesa de la Palabra de Dios se prepare para los fieles con mayor abundancia (cf. 51). La convicción de fondo se encuentra en Dei Verbum 25, que cita literalmente a san Jerónimo: «La ignorancia de la Escritura es ignorancia de Cristo». Una simple mirada al Misal en uso antes de la reforma postconciliar, que no conocía el actual Leccionario, muestra cómo la Palabra ha sido durante siglos el elementocelebrativo más descuidado. El n. 128 de la Ordenación General del Misal Romano establece, de forma casi lapidaria, al referirse a los fieles durante la liturgia de la Palabra: «Todos se sientan (…) todos escuchan». ¿No está aquí la clave para nuestro acercamiento a la Palabra de Dios, la actitud existencial más cualificada encarnada por María de Betania «que, sentada a los pies del Señor,escuchaba su palabra» (Lc 10, 39)? ¿No sigue siendo ésta la parte mejor que nadie podrá quitar a los discípulos de Cristo? Si tenemos en cuenta, además, el sentido que la misma OGMR da al silencio durante la liturgia de la Palabra, comprenderemos la esencia del verdadero discipulado cristiano: «Conviene que haya en ella unos breves momentos de silencio, acomodados a la asamblea, en los que, con lagracia del Espíritu Santo, se perciba en el corazón la Palabra de Dios y se prepare la respuesta a través de la oración» (cf. también OLM 28). En esta línea, basta glosar la dinámica fundamental que anima este momento celebrativo, dando unidad a todos los segmentos de los que se compone (primera lectura, salmo, segunda lectura. Ante todo, la centralidad de Cristo, y por lo tanto de su Evangelio, en elplano ritual, subrayada por la triple aclamación Verbum Domini al final de las tres lecturas, incluida la del Antiguo Testamento. Se cumple así el célebre axioma de san Agustín: «En el Antiguo Testamento está latente el Nuevo, y en el Nuevo se hace patente el Antiguo» (cf. OLM 5). Las diversas perícopas bíblicas deben ayudar a reconocer la voz de Cristo en la realidad de la Iglesia hoy y, sobretodo, a sostener a los fieles en su continuo aprendizaje de desear y esperar lo que él nos ha dejado en heredad. Se trata de redescubrir el respeto al sentido más auténtico de la «tradición». En ello Cristo ha significado un auténtico kairòs, es decir, una ocasión favorable, en la historia, y lo es todavía para cuantos quieran dejarse transformar por él (cf. 2Cor 5, 20).

6 – presentación Otroaspecto dinámico se inspira en el hecho de que «la Palabra de Dios, cuando es anunciada por la Iglesia y llevada a la práctica, ilumina a los fieles por la actuación del Espíritu Santo y los impulsa a vivir en totalidad el misterio del Señor. En efecto, la Palabra de Dios, recibida con fe, mueve al hombre desde lo profundo de su corazón a la conversión y a una vida esplendorosa de fe, personal y...
tracking img