"Cantar de roldán": resumen y orientaciones didácticas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2359 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El Cantar de Roldán

Ante la amenaza de la llegada de Carlomagno, que lleva siete años asolando España, Marsil, rey moro de Zaragoza, le envía una comitiva con regalos y la promesa falsa de que en el plazo de un mes le visitará para rendirle pleitesía y convertirse al cristianismo. El rey delibera con sus nobles sobre la intención de Marsil. Roldán le aconseja que continúe la guerra, que yauna vez le mintió Marsil; Ganelón, lo contrario. Para aclarar los términos de aquella promesa resuelve Carlomagno enviarle un embajador, una misión peligrosa para la que se ofrecen y son rechazados sucesivamente Roldán, Oliveros y el obispo Turpín. Es Ganelón, padrino de Roldán, quien a petición de éste es elegido, lo cual desagrada enormemente a aquél, quien le promete venganza.
Durante el viajea Zaragoza, Ganelón y Blancadrín, uno de los emisarios del rey Marsil, se conjuran para matar a Roldán. Cuando llegan a la ciudad, le entrega el mensaje de Carlomagno, quien le insta a convertirse al cristianismo a cambio de la paz y de convertirlo en su vasallo. Marsil se irrita tanto, que quiere matar a Ganelón, pero por consejo de Blancadrín se retrae. Luego le ofrece un regalo, y aquél lesaconseja sobre la manera de matar a Roldán. Otros dos nobles le ofrecen una espada y un yelmo, y la reina Bramimonda, dos collares. Ganelón les asegura que Roldán irá en la retaguardia y parte de vuelta con los presentes que le da Marsil para Carlomagno. Cuando llega al campamento del rey, le miente respecto al califa –a quien había exigido que se le entregara de rehén como garantía del pacto-, dequien dice que ha muerto ahogado con sus huestes cuando huían por el mar del rey Marsil. Entonces, Carlomagno decide regresara a Francia. Esa noche tiene dos sueños: que Ganelón le arrebata y rompe su lanza, y que un lebrel le defiende del ataque de un jabalí y de un leopardo. Al día siguiente, cuando dispone su ejército, solicita a alguien para comandar la retaguardia, y Ganelón pronuncia el nombrede Roldán. Este acepta e insulta a Ganelón. Los doce pares y otros nobles acompañan a Roldán.
Cuando Carlomagno ha pasado los Pirineo se barrunta la traición de Ganelón y se apena por su sobrino. Este y los suyos han oído los clarines de guerra de los musulmanes y se aprestan para la batalla. Oliveros, que desde un alto ha divisado el ejército enemigo, avisa de la enorme superioridad numéricade los musulmanes e insta tres veces a Roldán a que sople el olifante para solicitar ayuda al rey, pero él rechaza la petición alegando que perdería fama y honor. Dice el verso 1091: “¡Más quiero yo morir, que deshonor me venga!”. En el mismo sentido exhorta el obispo Turpín a sus soldado a morir por su rey. “Lograréis, si morís, ser unos santos mártires / y alcanzaréis un puesto en el buenparaíso.” (v. 1134-5) Después de esto, montan sus caballos y al grito de “¡munjoie!” emprenden el ataque. Roldán, oliveros y Turpín vencen en sus primeros combates. Lo mismo siete caballeros de los pares. Pero también sucumben muchos caballeros franceses. Entretanto, el rey Carlos se desespera por la suerte de sus soldados. Ahí el autor adelanta el destino de Ganelón: su descuartizamiento y la muerte enla horca de treinta de sus familiares.
Los soldados franceses luchan bravamente, mientras que en Francia se producen unos malos presagios: tormentas, temblores de tierra y derrumbamiento de murallas.
Reciben refuerzos los musulmanes y, uno a uno, van cayendo los campeones franceses. Cuando ya sólo quedan sesenta de ellos, Roldán pide consejo a Oliveros, quien le contesta que cuando debíahaber tocado el olifante no lo hizo, y que ahora él no lo consiente por lo mismo que antes aquél se negó, y le reprocha su imprudencia. Turpín pone paz entre ellos y, aun reconociendo que van a morir, aconseja a Roldán que suene el olifante. El rey lo oye, pero Ganelón le dice que no le dé importancia, que será que Roldán está de caza. Sin embargo, recela el rey, y el duque Naimón adivina el...
tracking img