Carlo coccioli

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3167 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Budismo = impermanencia

Despreocupado por Dios

Yo he llegado a las puertas del budismo: la única “religión” de este planeta que no se ocupa ni se preocupa de Dios ni de los infinitos arcanos que lo envuelven. He entrecomillado la palabra Religión por cuanto que, a pesar de que así es considerada por unos quinientos millones de seres humanos, en verdad el budismo no es una religión: nopredica a dios alguno, carece de dogmas, no tiene un clero, no concibe sacramentos, y no piensa siquiera –por lo menos el budismo original, el más antiguo– en la necesidad de Alguien que nos ayude a salvar nuestra alma.

COCCCIOLI Carlo, Buda y su glorioso mundo, ed. Lectorum, México D.F. junio de 1998, p. 27.

Hinduismo: no dualidaad
Espacio y tiempo

Los hindues jamás han concebido la vidacomo una lucha entre el bien y el mal, virtud y pecado, sino como una oposición entre la conciencia luminosa y el subconsciente que ellos llaman Maya; sólo que maya –preciso yo- no es únicamente el subconsciente (aquí Tucci hace suyo el psicologismo a ultranza del budismo tibetano), sino además todo aquello que en este Universo “mensurable” nos circunda: el espacio y el tiempo transformados, diríaun físico posteinsteiniano, en un casi inconcebible continuum de ondas electromágneticas.

COCCCIOLI Carlo, Buda y su glorioso mundo, ed. Lectorum, México D.F. junio de 1998, p.45.

Budismo

Definiciones imprecisas

En efecto, y esto nunca se repetirá lo bastante, el dubismo no es una religión; pero al mismo tiempo lo es y en máximo grado. No es una filosofía, y sin embargo no hay filosofíatan sabida como el budismo. ¿Una estética? Quizá tampoco lo sea; o quizá sí, quién sabe. El budismo pretende ser, con discreción, con tacto, con elegancia, con dignidad, un testimonio sobre “la desdicha de ser”, y un método para salir de ella.

COCCCIOLI Carlo, Buda y su glorioso mundo, ed. Lectorum, México D.F. junio de 1998, p.62.

Energía y espíritu

Concepto judeocristianas

Paraacabar de hablar de la energía – pero ¡pero con lo que se llama “energía” no se acabará nunca! será conveniente reflexionar, asimismo, en esta frase: la energía es la potencia a la que lo absoluto delega determinadas funciones. Con palabras judeocristianas: Dios no actúa directamente, sino a través de “algo”; algo que es una fuerza a la quedamos el nombre de energía. ¿O será mejor decir: EspírituSanto?

COCCCIOLI Carlo, Buda y su glorioso mundo, ed. Lectorum, México D.F. junio de 1998, p.70.

Hinduismo

Critica a la dualidad

Mientras que los sabios del judaísmo ven en la dualidad un venerable y casi aplaudible orden divino, los sabios del hinduismo han sentido horro por ella y no saben qué hacer para escapar de su trampa: la trampa de “maya” energía divina, cómo no, pero espantosafuente de infinitos sufrimientos. Es preciso comprender estas cosas para comprender a Buda, al hinduismo, al Asia y -¿por qué he de privarme de decirlo?( todo absolutamente todo lo demás!.

COCCCIOLI Carlo, Buda y su glorioso mundo, ed. Lectorum, México D.F. junio de 1998, pp. 80,81.

Budismo e impermanencia

Ley de causa - efecto

Y supongo que ya resultará claro que el concepto desamsara, palabra que viene de “sar”, discurrir, fluir y cuya traducción interpretativa más concisa podría ser “continuidad de existencia”, está clavado al concepto de karma: una ley de retribución, es decir de recompensas y castigos, no cimentada en ningún dios que premie o castigo, sino sobre la simple e inexorable “máquina” de la causa - efecto. Las almas van a donde es normal y lógico que vayansegún la ley de causalidad: “irremediable eficacia de los actos” la llama Mourre.

COCCCIOLI Carlo, Buda y su glorioso mundo, ed. Lectorum, México D.F. junio de 1998, pp. 91,92.

Hinduismo y conocimiento

Relación y en mover

La literatura de la India arianizada está constituida por los Vedas ¿una realidad inmensa? “Veda” equivale a conocimiento; “veda” es igual a ver. El espíritu hindú...
tracking img