Cervantes

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1252 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Decálogo del perfecto matero
Joaquín Hidalgo, del portal Planeta Joy realizó un decálogo donde cuenta lo que jamás debes hacer si te gusta el mate.
El buen cebador de mate sabe cuáles son las reglas a seguir para lograr un mate perfecto. El que no las conozca, que lea esta nota y agende lo que jamás debe hacer bajo ningún concepto, si quiere que otros cebadores lo respeten.
El que no haga casoa los siguientes mandamientos, que se atenga a las consecuencias.
 

El mate, bebida, alimento y ritual
1. No usar azúcar ni edulcorante
Esto es un pecado mortal. El mate es amargo, y punto. Toda otra variante es un plan cobarde para ablandarle la boca a una bebida que es recia y rica, tal y como la da la naturaleza. Sino, probá ponerle azúcar a las aceitunas o a la espinaca, a ver cómo tequeda.
2. No revolver la bombilla
La bombilla no es una palita para arreglar la yerba y levantarla cuando el mate está lavado. A pesar de que hay gente que les gusta palanquearla para generar un agujerito en las profundidades del mate, la bombilla no se toca.
3. Nunca soplar por la bombilla
Se sabe de gente que, cuando el mate está duro, sopla para mejorar el tránsito de la bombilla, pero nohay nada más desagradable ni desconsiderado: el mate no es un clarinete, y además lo llenás de microbios que el otro no tiene por qué beberse.
4. Jamás cebar con agua hirviendo
Cebar un mate con agua hervida es un delito que merece la pena capital, ya que de esa forma la yerba se quema y queda amarga como la carqueja. Un buen cebador, escucha la caldera y siempre sabe cuándo el agua está lista.5. Cortar el mate con agua fría de la canilla
Otra acción que merece la horca. El cloro del agua corriente hecha a perder el gusto del mate y ya no tiene retorno. Si el agua te quedó muy caliente, esperás a que se enfríe, sin chistar.
6. Nunca convidar un mate frío
Esto es una señal de desprecio y equivale a ofrecerle un plato de pescado podrido a quien tiene hambre. Antes que cebar con aguafría, el buen matero rehace la partida: calienta el agua, cambia la yerba y ceba desde cero una nueva ronda, para no desdeñar a nadie y conservar el amor propio.
7. Bajo ningún concepto reusar la yerba
A ver si nos entendemos: cuando un mate ya dio todo el sabor crudo del pasto y aportó su amargo revitalizante, esa yerba ya no sirve más. Nada de volver a cebarlo conservando la que estaba abajo en elmate. El matero de ley no vuelve a usar la yerba: tira todo y arranca otra vez.
8. No incursionar en mezclas new age
¿Qué es eso de combinar el mate con poleo, muña muña, o cáscara de naranja? El mate ya tiene sabor suficiente, señores. Si no les va, cambien la marca de yerba. Pero eso de andar buscándole “funcionalidades” –que haga bien a los huesos, al tránsito lento, a la presión- no espropio de esta bebida, sino de jarabes.
9. Nunca chupar el mate ajeno
Esto equivale a robarle a alguien su porción de asado. Fijate, en una ronda de materos, para que el mate llegue lejos, pasa por varias manos y ninguna tiene derecho a cortar el trayecto y robar el turno. Es una gruesa afrenta, que en tiempos de gauchos se solucionaba con facón.
10. Dejar migas en la bombilla
Esto sí que es depésimo gusto. Si todos sabemos que el mate es una costumbre bastante promiscua y hasta poco higiénica, debemos cuidar el aspecto del ritual para no hacerlo aún más asqueroso. Si se toma mate con bizcochos, antes de beber hay que limpiarse la boca.
Si llueve, tortas fritas
COMER Y BEBER, LA COCINA — POR ESTILODEVIDA

El origen de estas pequeñas tortas es germano, sin embargo, no fue a través deellos que llegó a América sino con los españoles y los árabes. Estos últimos llamaban “sopaipilla” a esta torta, que a su vez proviene del germano Suppa y significa “pan mojado en líquido”. Los árabes habían tomado esta receta durante su tiempo en Europa Central y el vocablo fue traducido al español como “masa frita”. Posteriormente, cuando la invasión árabe atacó a España, la costumbre fue...
tracking img