China y el tibet

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3506 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
INTRODUCCIÓN


Poco se conoce del Tibet antes del siglo VII. Desde este siglo hasta el siglo X el tibet fue un país independiente en donde la tierra era poseída por familias nobles, monasterios budistas y pequeños terratenientes. Esta forma de sociedad se mantuvo hasta 1930. En aquel entonces estas personas eran siervos en una población total de 1,5 millones de habitantes.
En el sigloXIII el Tibet fue dominado por el imperio mongol, fundando las dinastías Yuang y Ching, uniéndose a la dinastía autóctona Ming, fundada por los Han. Los gobernantes mongoles le dieron gran autonomía secular a la escuela de Sa-skya del budismo tibetano.
En la actualidad existe un conflicto entre China y el Tibet, el momento mas critico fue la revolución cultural, que afecto no solo al Tibet sino atoda China.
Se han hecho protestas simpatizantes, en nombre de la causa tibetana, sin embargo el gobierno chino, no acude a estos llamados.
En este informe elaborado, se amplia la información acerca de este conflicto internacional que ha generado polémica y controversia a nivel mundial, y aun se esperan respuestas al asunto, ya que por partes de los dos gobiernos no existe comunidadreligiosa alguna.
















CONFLICTO ENTRE CHINA Y EL TIBET
El Tibet ha sido un país que ha sufrido numerosas invasiones por parte de sus vecinos chinos, mogoles (fueron quienes cedieron el poder a los Dalai Lama), manchúes, nepalíes e incluso de Inglaterra; en la primera parte del siglo XX se han repetido los intentos de ocupación del Tibet, por parte de China, que culminaroncon la anexión definitiva en 1949. 
Inglaterra, que tuvo grandes intereses comerciales en la zona, fue mediadora, en un principio, del conflicto para dejar después las manos libres al gobierno chino. Así, los ingleses envían sus tropas al Tíbet, en 1904, para contrarrestar la creciente influencia rusa en la zona. El Dalai Lama huye a Mongolia permaneciendo en el exilio hasta 1911. En 1906 losingleses ceden al imperio chino la soberanía en el Tibet a cambio del pago de una sustanciosa indemnización. Un año después, los gobiernos británico y ruso firman un acuerdo de no injerencia en los asuntos tibetanos. Pero los tibetanos no se resignan a la ocupación china y, en 1912, los expulsan proclamando su independencia, que se verá teóricamente refrendada dos años después en la conferenciaque los gobiernos británico, chino y tibetano celebraron en Simla, donde se alcanza un acuerdo sobre las relaciones fronterizas. En 1918 se produce un nuevo intento de invasión por parte china. Con ayuda británica se acordó una tregua que fue rota con una nueva guerra entre 1931 y 1933, tras la cual el Tibet tuvo que ceder parte de su territorio. A pesar de todo el Tibet mantuvo su independenciahasta 1949, en la que se inicia la invasión definitiva de los chinos tras la revolución maoísta. 


LA INVASIÓN DEFINITIVA
En 1949 los nacionalistas de Chang Kai Chek abandonan su guarnición en Lhasa y la recién nacida República Popular China, liderada por Mao Tse Tung, inicia una obstinada reclamación territorial sobre el Tibet proclamando que «irán a liberar al Tibet de los invasoresextranjeros y reintegrarlo a la Tierra Madre». China envía un ejército de 80.000 soldados que impone con facilidad un Acuerdo por la Liberalización Pacífica del Tibet, el cual confirió a dicho país la defensa y la representación en política exterior del Tibet dejando la política interior en manos del Dalai Lama.

     Sin embargo, este hecho es sólo un primer paso en la estrategia anexionista delgobierno de Pekín y, en 1950, los chinos penetran en Lhasa ocupando definitivamente el país de las nieves. En 1956 se crea la Región Autónoma del Tibet provocando el levantamiento del pueblo tibetano y la creación de una guerrilla en contra de la ocupación y de la política china de instituir comunas populares, copiadas de las establecidas por el régimen comunista tras la revolución. Sin embargo, la...
tracking img