Cicerón, tratado de la republica

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (801 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Con base en la lectura de Cicerón, Tratado de la República, define los conceptos de ley, pueblo y República.
Ley: La justicia es lo que se debe hacer según nos indica el Derecho siguiendo lanaturaleza, juez que discierne entre la ley buena y la ley mala.
La justicia de Cicerón está ligada íntimamente al concepto de ley, en la medida en que no puede existir una sin la otra. Sintéticamente lapodemos definir como el simple cumplimiento de la ley, en el sentido que podemos hablar de justicia o injusticia cuando se cumplen estos dos requisitos:
1. La existencia o no de la ley comocódigo de conducta.
2. El deber de cumplimiento: su aceptación y su aplicación social.
La ley es concebida por Cicerón como la recta razón en armonía con la Naturaleza. La autoría le pertenece aDios, que es su autor, guía y sancionador. La finalidad de la ley es el bien común y su plasmación la justicia, esto es, el cumplimiento de sus mandatos, que se realiza a través del deber.
La ley estápor encima de todo porque es sobrenatural (es obra de Dios), aunque su expresión concreta es una producción humana (es obra del Estado que es la representación social de la ley) para satisfacer el biencomún (la justicia).
Es una ley verdadera, la recta razón, conforme a la naturaleza universal inmutable eterna, cuyas órdenes estimulan el cumplimiento de los deberes y cuyas prohibiciones alejandel mal. Sea que ordene, sea que prohíba, sus palabras no son ni vanas con el bueno ni poderosas sobre el malvado. Esta ley no consiste ser contradicha, ni trasladada a otra parte ni abolida todaentera; y ni el pueblo ni el Senado pueden libertarnos a la obediencia de esta ley.
Pueblo: La organización básica del ser humano es la de pueblo, que es como decir, la vida social basada en la justicia yel derecho, dado que la ciudad y la República tienen su origen y determinación en aquella. No existe la ciudad ni la República sin el pueblo, puesto que son su continuación. La primera como...
tracking img