Ciencias sociales

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 30 (7486 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EDUCACIÓN LIBERADORA. UNA PUESTA EN PRÁCTICA DE LA PROPUESTA DE FORMACIÓN DOCENTE DE PAULO FREIRE©
José Luis Lens Fernández Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires, Argentina Dinero, consumo y status, tres datos aparentemente obvios que, en tanto tales, nadie discute son, no sólo el objetivo final, sino la medida de todas las cosas. Tener status (figuración social), cuyonivel viene dado por el dinero, es el proyecto existencial que propone este modelo de vida a los seres humanos, como si esto fuera la justificación y fin último de la existencia. A nivel individual, configura la personalidad del homo consumens, lo que conduce a ciudadanos no contestarios, sumisos y resignados por la sensación de impotencia. Por su misma naturaleza, este es un sistema de vidainsolidario, porque conduce a un darwinismo social del “sálvese quien pueda”. En principio, no es necesario preocuparse por los otros, exceptuando a los que forman nuestro entorno más inmediato: la familia. Se forma un clima social en el que todos estamos seducidos, tentados y entrampados por un espíritu individualista. Se propulsa la “cultura del pelotazo”, como le dicen en España al modo de vida quebusca enriquecerse sin esfuerzo y sin producir riqueza. No hace mucho en la Argentina un sindicalista muy conocido, dijo en un ataque de honestidad: “En Argentina nadie se hace rico trabajando”. El célebre escritor Oscar Wilde decía: “El mapa que no contenga el país de la utopía no merece una mirada”. En las décadas de los sesenta y setenta había en diferentes partes del mundo un horizonte llenode utopías. A fines del siglo XX, ha desaparecido el optimismo de la historia y se ha instalado un cierto fatalismo, una especie de nihilismo cínico. Ya no se lucha por: * cambiar el mundo * hacer la transformación social * construir un futuro colectivo Hoy ya no existen utopías por las cuales vivir, luchar y morir. Existe una desesperanza generalizada en cuanto a que tenga sentido realizaresfuerzos y luchar para cambiar radicalmente la sociedad injusta en la que vivimos. El porvenir se acepta más como fatalidad que como futuro a construir. Desaparece la esperanza y ya no hay sitio para la utopía. La consigna de hoy parece resumirse en la frase de Raymond Aron: “Dejemos de soñar y volvamos a la tarea cotidiana”, o a lo que hoy afirma Daniel Cohn Bendit (líder del mayo francés del 68): “Elposibilismo moderado es la única vía para cambiar la vida”; obviamente olvidando lo que decía en el mayo del 68: “Seamos realistas, pidamos lo imposible”. En general, la gente está atrapada entre la ambigua nostalgia de los 60 y la sumisa pragmática de los 80, con el derrumbe de las utopías, de las ideologías, y el fin de la historia y del optimismo histórico. Pero la verdad de todo esto se puederesumir en una frase de Paulo Freire: “nada hay más ideológico que decir que las ideologías han muerto”. Sin duda, la lucha continúa.

1

Segunda parte: No hay recetas, sino re-invención El panorama parece desolador, pero sabemos que sólo de ilusiones no se puede vivir. No somos realistas para hundirnos en el fatalismo y la resignación pragmática, sino para intentar conocer correctamente larealidad social y política en la que estamos inmersos. Sólo asumiendo esta realidad podremos comenzar a pensar en construir un mundo nuevo. Cada uno desde su lugar, asumiendo el compromiso de un hacer que nunca es neutro, sino que está cargado de la responsabilidad de saber como son las cosas, intentando correr diariamente el velo de los discursos dominantes. “Tenemos que aprender a desopacizar larealidad”, decía Freire. La clave de la formación docente está en comprender que lo más importante no está en comunicar recetas metodológicas innovadoras y técnicas motivadoras y participativas, la motivación y la participación por si mismas tienen muy poco sentido; lo importante es ayudar a que se iluminen los espíritus de los educadores. Este es el sentido profundo del mensaje de Freire. Sólo...
tracking img