Ciudad de dios

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1846 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA CIUDAD DE DIOS. CPAITULO I Y II
RESEÑA.
En el primer libro de esta obra de San Agustín de Hipona titulado “La devastación de Roma no fue Castigo de los dioses debido al cristianismo”; desde sus primeras líneas aterriza todo el contexto de la obra en La Ciudad de Dios, la cual en este primer libro está en manos de sus propios habitantes, los cristianos.
Aborda el tema de las devastaciones yestragos efectuados por los godos a Roma, los cuales no dañaron lo que verdaderamente vale para los cristianos, si no que constituyeron una advertencia hacia los cristianos que son demasiado apegados a los bienes terrenales. Los barbaros dejaron de lado las practicas de guerra y por respeto y amor a su Dios mostraron misericordia y piedad a sus fieles.
Relata la historia de Troya como ejemplode lo anterior, en la cual sus pobladores encomiendan la ciudad a unos dioses falsos, que terminan siendo humillados, abatidos y vencidos, a los cuales considera no malos dioses, sino malos demonios, mismos que al ser vencidos dejan desprotegida la ciudad y a sus habitantes, después de recibir de estos alabanzas, sacrificios y todo lo encomendado por ellos, así que no pueden ser consideradosdioses. Al respecto hace un comparativo entre lo que fue la conquista de Troya y la caída del Imperio Romano, la actitud de los vencedores en Troya era de total saqueo e inhumanidad ante los vencidos, mientras que en Roma lo robado era restituido al lugar del que fue robado y los vencidos eran llevados hacia las Iglesias de Cristo, como el respeto hacia los mismos dioses no es el mismo que se le da aun solo Dios.
Hace una clara distinción entre lo bueno y lo malo, entre la bondad de Dios y la destrucción del hombre mismo; esto aparece varias veces en lo largo del primer libro, desde distintos enfoques y desde diversas situaciones.
Lo que destruyo a Roma fue consecuencia de lo que sus habitantes practicaban en la guerra; y en caso contrario todo lo extraordinario o inusual que ocurríadentro de la misma guerra era obra de la misericordia divina, así como pasaron de la práctica de los robos y el devastar las ciudades vencidas, los barbaros se tornaron benignos, dejaron en libertad y respetaron la vida de los vencidos.
Existe una compensación entre las personas buenas y las personas malas, a las primeras aflige para enseñarles a tener sufrimiento y que su recompensa sea digna demayor apremio; las segundas son convidadas a la penitencia. A ambas Dios les envía igualdad de circunstancias algunas prosperas y otras adversas, en las cuales el bueno no presume de los Dios le envía adversidades, para que en la prosperidad no se corrompa con las pasiones, siguiendo el camino de la virtud.
Dios no da todo a todos, sino solo a aquellos que llegan a hacer lo imposible porobtenerlo, ya que si fuera de manera liberal, los terrenales mostrarían sus debilidades y fragilidad para obtener algo quizás innecesario, y si se nos concediere todo, llegarían a una condición de codicia y avaricia. Las adversidades ponen al hombre bueno a prueba, lo purifica y afina, mientras que a los malo los destruye, reprueba y aniquila.
Dios castiga de igual manera a los buenos y a los malos, ycon justa razón lo hace, ya que el bueno debe valorar lo que tiene frente a las adversidades, y aun sin tener nada terrenal debe valorar a Dios y aprender a amarlo en cualquier condición que se encuentre ya que las adversidades son temporales y la salvación en los Cielos es eterna; en cambio para el malo las adversidades le ayudan a reflexionar y a acudir a Dios para encontrar una paz interna, yasí poder mejorar de manera externa en su forma de vida y ver que lo prospero siempre ha estado ahí y es su decisión tomarlo o no.
Lo que verdaderamente es valioso ante Dios, es la fe, la religión y los bienes internos, fuera de esto todo es terrenal y temporal; el hombre es rico siempre y cuando viva al servicio de Dios, no caiga en tentaciones terrenales y no caigan en la avaricia, ya que será...
tracking img