Clave de los grandes misterios eliphas levi

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 311 (77609 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA CLAVE DE LOS GRANDES MISTERIOS Según Enoch, Abraham, Hermes Trismegisto y Salomón Por Eliphas Levi La religión dice: Creed y entonces comprenderéis. La ciencia afirma: Comprended y entonces creeréis. «Llegará un tiempo en que toda la ciencia cambiará su aspecto; el espíritu, destronado y olvidado por largo tiempo, volverá a ocupar su lugar; quedará demostrado que las antiguas tradiciones sontotalmente ciertas; que todo el paganismo no es más que un sistema de verdades que han sido corrompidas y colocadas fuera de sitio; que basta con purificarlas, por así decirlo, para hacerlas volver a su primitivo lugar, para verlas brillar en todo su esplendor. En una palabra, todas las ideas cambiarán, y, desde todos los confines, una multitud de elegidos exclamará al unísono: "¡Venid, Señor,venid! ¿Por qué censuráis a los hombres que se elevan ante este majestuoso porvenir y se glorifican de adivinarlo...?"» (J. de Maistre, Tardes de San Petersburgo).

PREFACIO El espíritu humano siente vértigo ante el misterio. El misterio es el abismo que atrae sin cesar nuestra curiosidad inquieta ante sus increíbles profundidades. El más grande misterio del infinito es la existencia de Aquel paraquien todo carece de misterio. Al comprender el infinito que es en su esencia incomprensible, El mismo es el misterio infinito y eternamente insondable, es decir, que El es, bajo toda apariencia, ese absurdo por excelencia en el que creía Tertuliano. Necesariamente absurdo, puesto que la razón debe renunciar para siempre a comprenderlo; necesariamente accesible por creencia, puesto que la cienciay la razón, lejos de llegar a demostrar que no existe, se ven fatalmente movidas a reafirmar la fe en su existencia y a adorarlo ellas mismas con los ojos cerrados. Siendo este absurdo la fuente infinita de la razón, la luz que eternamente resurge de la eterna tiniebla, la ciencia, esta Babel de la mente, puede doblar y multiplicar sus espirales siempre en ascenso, podrá hacer oscilar la tierra,pero nunca llegará al cielo. Dios es aquello que eternamente estamos aprendiendo a conocer. Por tanto, nunca llegaremos a ello totalmente. Sin embargo, el dominio del misterio es un campo abierto a las conquistas de la inteligencia. Se puede llegar allí con audacia; nunca se llegará a reducir su extensión; tan sólo se cambiará de horizonte. Todo saber es el sueño de lo imposible, pero desgraciadode aquel que no osare aprenderlo todo y que no comprenda que para saber alguna cosa es preciso resignarse a estudiar siempre. Se dice que para aprender bien hace falta olvidar muchas veces. El mundo ha seguido este método. Todo lo que se cuestiona en nuestros días ha sido ya resuelto por los antiguos, con anterioridad a nuestros anales, sus soluciones escritas en jeroglíficos no tenían mayorsentido para nosotros. Un hombre ha vuelto a encontrar la clave, ha abierto las necrópolis de la ciencia antigua y ha dado a su siglo todo un mundo de teoremas olvidados, de síntesis sencillas y sublimes como la naturaleza, irradiando siempre de la unidad y multiplicándose como los números, con tan exactas proporciones, que lo conocido demuestra y revela lo desconocido. Comprender esta ciencia es ver aDios. El autor de este libro, al terminar su obra, creerá haberlo demostrado. Pero, cuando hayáis visto a Dios, el hierofante os dirá: volveos, y en la sombra que proyectáis en presencia de este sol de las inteligencias veréis aparecer al diablo, ese negro fantasma que véis cuando vuestra mirada se aparta de Dios y cuando creéis llenar de nuevo el cielo con vuestra sombra, ya que los vapores de latierra parecen agrandarla al subir. Conciliar, en un sentido religioso, la ciencia con la revelación y la razón con la fe, demostrar en filosofía los principios absolutos que armonizan todas las antinomias, revelar, en fin, el equilibrio universal de las fuerzas naturales, tal es el triple objetivo de esta obra que estará, por consiguiente, dividida en tres partes. Mostraremos así la verdadera...
tracking img