Como leer al pato donald (libro completo)

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2349 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Para leer al Pato Donald
Comunicación de masa y colonialismo

Ariel Dorfman y Armand Mattelart

La Caja de Herramientas archivo.juventudes.org

Ariel Dorfman y Armand Matelart, Para leer al Pato Donald.

ÍNDICE
DONALD Y LA POLÍTICA ....................................................................... 3 PRO-LOGO PARA PATO-LOGOS........................................................... 7 INTRODUCCIÓN ...................................................................................... 8 I. TÍO, CÓMPRAME UN PROFILÁCTICO ........................................... 15 II. DEL NIÑO AL BUEN SALVAJE .......................................................... 27 III. DEL BUEN SALVAJE AL SUBDESARROLLADO .......................... 36 IV. EL GRAN PARACAIDISTA................................................................ 54 V. LA MAQUINA DE LAS IDEAS ............................................................ 61 VI. EL TIEMPO DE LAS ESTATUAS MUERTAS .................................. 74 CONCLUSIÓN: ¿EL PATO DONALD AL PODER? ............................... 91 ANEXO: NÚMEROS DE LAS REVISTAS ANALIZADAS .................... 97NOTAS......................................................................................................... 98

Digitalización partiendo de la 21ª edición de la Editorial Siglo XXI (empleando un archivo escaneado hallado en Internet cuya autoría desconocemos). Los términos a los que se refieren las notas de la página 98 están señalados con un asterisco [*]

2

Ariel Dorfman y Armand Matelart, Para leer al Pato Donald.

DONALD Y LAPOLÍTICA
Cuando este libro apareció en Chile, hacia poco más de un año que la Unidad Popular había asumido el gobierno. En todos los sectores de la sociedad comenzaba a evidenciarse -más o menos dramáticamente- que el intento de transformar una realidad pone en tensión al conjunto de la estructura existente. Todos los elementos que constituyen el aparato social se reordenan y en este reacomodo surgenconflictos específicos aún en las zonas cuyas formas de existencia parecieran trascender a los proyectos de cambios sociales. Se volvía a comprobar que la relación estructura / superestructura mantiene un vinculo bastante más estrecho que el vulgarizado por un pensamiento que, aunque se quiere revolucionario, repite los gestos de un positivismo rigurosamente mecanicista. En la llamada estructura sesubsume, en realidad, la totalidad de las relacione» sociales. Es uno solo, por lo tanto, el momento de cambio, aunque las distintas formas de la organización social sean regidas por legalidades particulares que evocan desiguales tiempos de evolución. La ilusión de que las transformaciones infraestructurales (económicas) determinan por si los cambios en la cotidianeidad se revierten en sucontrario: las viejas formas de vida, características de la sociedad burguesa, suelen consolidarse hasta el punto de neutralizar -cuando no de liquidarlas nuevas estructuras conquistadas. El caso chileno posee la singularidad de ofrecerse como un confuso campo de contradicciones en el que oficialmente se anuncia el comienzo de un proceso socialista, en los marcos de un orden de raíces estrictamenteburguesas, mientras en la realidad actuante el enfrenamiento de clases (cualquiera sea la forma que adquiera en el futuro) sé evidencia en una creciente conciencia de los polos participantes. En ese contexto, la aparición de un estudio sobre el pato Donald y la línea de personajes producidos por Disney, viene a perturbar una región postulada como indiscutible; algo así como querer analizar críticamentela belleza de un atardecer. No es extraño, pues, que el libro tuviera una repercusión aparentemente desmesurada. Los diarios de la derecha chilena lo leyeron inteligentemente: sus comentarios abandonaron la sección bibliográfica y ocuparon un lugar en la política. La Asociated Press difundió un alarmado cable entre sus abonados del Mundo y el sacrilegio de hablar contra las creaturas de la...
tracking img