Conceptos en la edad moderna

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 18 (4384 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA JERARQUÍA DEL SABER Y EL CONCEPTO DE VERDAD EN LA EDAD MODERNA

En la Edad Media cristiana, la orientación global de la existencia trata de encontrar una formulación intelectual (fides quaerens intellectum) lo más precisa posible. La teología especulativa es la cima alcanzada por la inteligencia al ser urgida por el más alto estímulo; de este empeño procede la experiencia de la agudeza yel rigor de nuestra capacidad de conocer. Junto a la Revelación, contenida en las Sagradas Escrituras y en los comentarios de los Padres de la Iglesia, que proporciona a los hombres una cosmología, una historia, una moral y una finalidad esenciales, la Edad Media construye una filosofía, al principio al servicio de la teología, pero que tiende después a separarse de ella, especialmente en losterrenos donde la Biblia no satisface la curiosidad natural del espíritu humano, y una ciencia que permite comprender el mundo para intentar dominarlo. Filosofía y ciencia se basaban esencialmente en Aristóteles, conocido íntegramente a partir del s. XIII, cuya lógica y modo de razonamiento se conjuga con la teología vigente por medio de la obra de Tomás de Aquino, quien proclama la unidad profundade la verdad y la armonía necesaria de la fe (conocimiento revelado) y de la razón (conocimiento elaborado a partir de lo sensible y de los conceptos que sirven para clasificar los fenómenos).
Pero a finales del s. XV, lo que triunfaba generalmente en la enseñanza universitaria no era el tomismo (defendido por ejemplo por los dominicanos de Köln), sino el nominalismo de Guillermo de Ockam, paraquien las verdades de la fe no son susceptibles de ningún análisis racional, y es vana la teología que intenta explicar el contenido de la Revelación. Este divorcio total entre el terreno de la fe y el de la razón tuvo graves consecuencias en el terreno del pensamiento filosófico y científico: crisis del pensamiento medieval; hostilidad de los humanistas hacia la Escolástica y éxito de las nuevasformas que elaboran. Pero estos innovadores, en sus mayores atrevimientos, permanecieron prisioneros del pasado, y particularmente del modo de razonamiento silogístico, al no haber construido una lógica.

El siglo XVI, preparado por la viva fermentación del pasado siglo XV, ofrece el espectáculo de un período extraordinariamente rico en acontecimientos, en cambios y evoluciones culturales. Enel terreno del pensamiento, se puede calificar casi de “carácter revolucionario” este esfuerzo tan tenso, tan sostenido, tan consciente y tan completo para organizar la vida del hombre según un nuevo determinado orden de valores. Así, bajo el concepto de Humanismo se subrayan sus 2 caracteres fundamentales: exaltación de la dignitas homini como medio y como fin, y certidumbre de hacer reviviruna época pasada considerada como un modelo a igualar; los hombres de la época tuvieron plena consciencia de ruptura con los tiempos oscuros y bárbaros que les habían precedido. Pero aunque estos caminos recorridos son innovadores y fecundos para la humanidad occidental, los caminos que los siguen y los abren están cargados de un pasado medieval.
El humanismo se puede describir como un movimientoestético, filosófico y religioso al mismo tiempo, preparado por las corrientes del pensamiento medieval, pero que se manifiesta como algo radicalmente diferente, aparecido en el s. XV en Italia y difundido en el s. XVI por toda Europa, caracterizado por un esfuerzo, a la vez individual y social, por afirmar el valor del hombre y de su dignidad y fundar en su estudio un “modo de vida por el queel ser humano llegue a ser eterno”. Es una estética en la medida en que la contemplación de la belleza es un medio superior de conocimiento de lo real, donde la belleza humana es la más próxima a este ideal estética. La moral reposa en un optimismo fundamental: el hombre es bueno por naturaleza. El hecho de que esta concepción esté en contradicción con la doctrina del pecado original no parece...
tracking img