Concierto barroco como identidad americana

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3440 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
CONCIERTO BARROCO COMO IDENTIDAD AMERICANA

Carpentier ha dejado en tres de sus ensayos la eludicion al concepto de novela: “Problemática de la actual novela latinoamericana” (1964),”Papel social de novelista” (1967) y “La novela latinoamericana en vísperas de un nuevo siglo” (1979). Es común encontrar en estas novelas discurso novelesco con función indagadora, esta siempre debe ser “unarepresentación de acontecimientos reales y el desenlace coincide con las ideologías, luchas sociales y sucesos históricos que alcanzan lo extra-literario”. Pero mas que ello, su finalidad se centra en llegar al conocimiento de la realidad y el hombre americano; podemos traer a colación el primero de sus ensayos –citados anteriormente-, allí se encuentra la elaboración de los contextos que deben guiar alnovelista en su afán de penetrar la realidad americana, refiriéndonos a Carpentier cuando cita que: “…contextos que, por repercusión y eco, por operación de afuera-adentro, había de definirnos al hombre americano, en sus ciudades donde hay que verlo ahora –y verlo ahora en sus ciudades es realizar una labor de definición, de ubicación, que es la de Adán nombrando cosas”. Los contextos permitendar el paso para apropiarse de lo americano y para relacionar la novela con el mundo real que la genera.
Para Carpentier un novelista debe “estar al dia” con el vocabulario y no llegar al punto como lo estuvo Hernan Cortes en una de sus cartas de relación emitida a Carlos V cuando dice: “Por no saber poner los nombre a estas cosas no los expreso”. La novela debe representar esa realidadlatinoamericana en todas sus dimensiones. Pero si Carpentier nos habla de la novela como hechos reales, es muy probable que podamos decir que la historia es y ha sido una novela, pues si nos basáramos en la definición que nos brinda la Real Academia sobre el concepto de historia: “Narración y exposición verdadera de los acontecimientos pasados”; y por otro lado la novela definida como “Obra literaria enque se narra una acción fingida en todo o en parte, y cuyo fin es causar placer estético a los lectores”. Podremos notar claramente la diferencia existente entre ellos, puesto que la historia trata de “acontecimientos verdaderos” y la novela narra una “acción fingida”. Pero es aquí donde Carpentier nos demuestra que estas dos partes pueden integrarse en un solo discurso las cuales cuentan conuna alternada interacción entre historia y ficción. Como lo confirma Carpentier: “Nunca he podido establecer distingos válidos entre la condición del cronista y la del novelista”.

Como es bien sabido América es el tema principal en las obras de Carpentier (en este caso especialmente Concierto Barroco); y no es para menos, pues fue en Paris donde su participación en el Movimiento Surrealista ysus contactos con la realidad latinoamericana fueron pilares para que Carpentier diera el enfoque a sus novelas. Aunque luego de largo tiempo en el Surrealismo, Carpentier siente la necesidad de distanciarse del movimiento, puesto que seria posible afirmar que el surrealismo le proporciona a Carpentier nuevas ópticas, las cuales él usa para interpretar la realidad americana y relacionarla con loreal maravilloso. Como cuenta Klaus Müller-Bergh “al llegar a París las inquietudes de los jóvenes surrealistas le inspiran la rebeldía contra la civilización occidental y refuerzan su conciencia del futuro de hispanoamerica. Lo incuestionable es que el ejemplo surrealista confirma las ideas minoristas de Carpentier, le ayuda a romper una estrecha concepción nativista del arte y la estimula en elcultivo de nuevos medios expresivos.” Así bajo estas palabras Carpentier encuentra su espacio “estético” donde postula su teoría sobre lo real maravilloso, pues la historia americana ha sido su máxima inspiración: “Diré que en una primera noción de lo real maravilloso me vino a la mente cuando a fines de 1943 tuve la suerte de poder visitar el reino de Henri Christophe, fue para mí, como una...
tracking img