Conclusiones derecho penal del enemigo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1792 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
CONCLUSIONES

1.- Dejamos claro que en nuestro actual sistema penal y democrático el DPE es un ordenamiento jurídico de defensa en el que se combate excepcionalmente a sujetos despersonalizados parcialmente, que por su especial peligrosidad y amenaza al Estado de Derecho requieren de penas y medidas de seguridad que mantengan estables las expectativas normativas y, neutralicen dentro unasociedad de ciudadanos respetuosos del Derecho a enemigos que no prestan seguridad ni confianza alguna. Esta realidad innegable consiste en el adelantamiento de la pena a la actuación anticipada a la lesión, relativización de la esfera jurídica de los sujetos y la ausencia de reducción de penas. Por ende, desde hace años que se hace una distinción de las personas en Derecho: las que cumplen con lasexpectativas normativas de Derecho y esperan su cumplimiento por parte del resto de los individuos y sus instituciones conformadas así mismo por individuos, y por otro lado, los delincuentes permanentemente peligrosos que desde la perspectiva sociológica pierden su status de “persona” en Derecho, de ciudadano, puesto que amenazan constantemente la estructura entera de la sociedad y que no muestrandeseo alguno de vivir dentro de los parámetros de un Estado de Derecho. Así que no muestran a las autoridades y a la misma población la mínima garantía necesaria del cumplimiento de las normas, creando un efecto de no vigencia del ordenamiento jurídico y nulificando el sentido positivo de las leyes. Al quebrantar las normas perpetuamente provocan una nula seguridad cognitiva en el país, arraigandoen el pensar de los ciudadanos una ola de pánico que parece interminable y la visión de que las leyes y los funcionarios que las debieran hacer valer no tienen dotes de legitimidad, efectividad y capacidad de proveer seguridad, paz y justicia. Este es el grado especial de necesidad en el que nos encontramos. Hoy en día la solución más factible, que a la brevedad debemos legislar, es continuarcon la creación y reforma de las leyes de contienda que realmente no sólo ataquen, sino que aseguren la pronta erradicación de los enemigos de la paz, del Estado de Derecho y de nuestro futuro como sociedad.

2.- Para el hoy y para nuestro futuro, es totalmente viable el uso de la doctrina y de la práctica de la filosofía del Derecho Penal del Enemigo. Con el previo estudio de distintas figurasdel DPE utilizadas exitosamente, y por otros visto como errónea o excesivamente, en países democráticos (equivalente al nuestro) como Alemania, Estados Unidos de América, España, Perú, entre otros, podemos deducir que el mejor modo de introducir por completo el DPE en nuestro Estado, es de forma puntualmente limitada. Aunque según Jakobs, es más peligroso tener una legislación mixta que entremezcleel Derecho Penal del Ciudadano y el DPE, la realidad mexicana es que el tratar a todos como persona frente a Derecho es un mero postulado y la realidad es que ya se da trato de enemigos a ciertos sujetos que son fuentes de peligro. No hay muestras de estos últimos en su forma pura, y debemos evitar rotundamente el caer por lo tanto en muestras extremistas de garantismo o de confrontación bélica.Lo que debemos de hacer es buscar una legislación debidamente balanceada, limitativa y que saque provecho de lo mejor y lo necesario de ambas corrientes. Hay que dejar la intención de crear un Derecho idealístico, e ir en búsqueda de leyes que verdaderamente procuren el aseguramiento de nuestros derechos y la vigencia de las normas, que provean de soluciones realistas para garantizar nuestrosbienes jurídicos. Y el modo es que el Estado de Derecho ingiera en la personalidad y punibilidad de actos de criminalidad organizada en la medida de lo necesario, identificando con precisión a quienes se les impondrán estas penas y medidas de aseguramiento y en qué supuestos. Para que sea tolerable, se acatará siempre y cuando sea de manera temporal como recurso excepcional, no permanente, como medio...
tracking img