Conflicto, violencia política y consenso

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 39 (9615 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
CAPÍTULO VII CONFLICTO, VIOLENCIA POLÍTICA Y CONSENSO

1 Cambio y conflicto: algunas teorías contemporáneas. 2 Conflicto político y violencia. 3 Formas extremas de conflicto: a) la revolución. 4 Formas extremas de conflicto: b) la guerra. 5 Formas extremas de conflicto: c) el terrorismo. 6 La resolución de los conflictos: cooperación y consenso.

1.— CAMBIO Y CONFLICTO: ALGUNAS TEORÍASCONTEMPORÁNEAS En otros lugares del presente libro nos hemos referido ya al cambio social, como sustrato general de la gran mayoría de los fenómenos que aquí se analizan. Particularmente, ha sido objeto de nuestra atención al tratar del paso de la sociedad industrial a la postindustrial, y en lo tocante a los problemas de la estratificación. Por consiguiente, no vamos a reiterar aquí apreciaciones,tesis, ni conceptos ya mencionados. Nos limitaremos, pues, a sintetizar algunas teorías recientes sobre el origen del conflicto, para entrar después algo más concretamente en sus expresiones políticas y en particular en sus manifestaciones violentas. Dedicaremos el final del tema a las vías usuales para su resolución. La principal diferenciación entre las culturas procede de la diversidad decreencias y valores que sus componentes consideran como supremos. Históricamente han destacado entre estos los de orden religioso, familiar y político. De tal diversidad surge el conflicto, por cuanto el proceso de aculturación hace para unos deseables lo que para otros es rechazable. Como ya Durkheim y Pareto pusieron de relieve a finales del siglo XIX, es utópico suponer que la introducción de normasque faciliten la igualdad jurídica y política, e incluso las condiciones que propician la abundancia económica, puedan impedir la aparición de conflictos. La experiencia cotidiana demuestra hoy en los países más desarrollados la validez de esta presunción, tantos años después de formulada. Partiendo del hecho de que los conflictos son universales e inevitables en un futuro previsible, cabe sinembargo establecer algunas precisiones en torno a los mismos. Ante todo, conviene subrayar la notable diferencia que se da entre conflictos de valores y de intereses. Mientras aquellos pueden alcanzar más fácilmente un grado de violencia considerable, cabe contener estos dentro de unas reglas que limiten sus efectos, toda vez que por lo regular, al no afectar a profundas convicciones, son menostrascendentes. De aquí que, cuando las diferenciaciones culturales han llegado al terreno último de los valores de orden teológico, sin el paliativo del valor compensatorio positivo de la tolerancia (característicamente "moderno"), 263

los conflictos se han hecho extremos, como en el caso de las guerras de religión y las represiones interiores del siglo XVI en España. Del mismo modo, la introducciónde elementos ideológicos en reivindicaciones laborales agudiza estas, llevándolas fácilmente a la radicalización. Como veremos en el siguiente terna, es también el caso de España en una serie de momentos de la II República. Si, por el contrario, se consigue introducir como valor generalmente aceptado el de la tolerancia y la aceptación de unas "reglas del juego" comunes, separándose lasreivindicaciones salariales de su posible contexto ideológico-político (lo que no significa renunciar a él), el conflicto se suaviza y admite cauces para su resolución por vías pacíficas. Una vez más, el caso de España, a partir de la transición. Como ha señalado Diez Nicolás (1988), la población, los recursos (con sus realidades concomitantes de la presión sobre ellos y la escasez), la organización socialy la tecnología, son componentes básicos del sistema social, pero simultáneamente mantienen entre sí relaciones conflictivas, por lo que son los principales portadores del cambio social. Es oportuno distinguir en este punto entre conflicto y competencia. Requiere esta un cierto acuerdo previo sobre las reglas básicas del juego y los límites a que se puede llegar. A menudo tales reglas incluyen...
tracking img