Conversaciones con dios

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 267 (66702 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
CONVERSACIONES

CON DIOS

[pic]

UNA EXPERIENCIA EXTRAORDINARIA

NEALE DONALD WALSCH
1995

Este libro fue pasado a formato digital para facilitar la difusión, y con el propósito de que así como usted lo recibió lo pueda hacer llegar a alguien más.

[pic]
LECTORES EN MOVIMIENTO
-DIFUSIÓN SIN FRONTERAS-
CONVERSACIONES CON DIOS
Volumen 1

Título Original: Conversations with God.An Uncommon dialogue.
Traducción: Francisco J. Ramos
(1995, Neale Donald Walsch
http://www.conversationswithgod.org/
Digitalizador: ( Jorge Salama
L01 – 15/06/02

Para ANNE M. WALSCH
Quien no sólo me enseñó que Dios existe, sino que abrió mi mente a la maravillosa verdad de que Dios es mi mejor amigo; y que fue mucho más que una madre para mí, mas dio a luz en mí a un anhelo y un amor haciaDios, y todo lo que es bueno Mamá fue mi primer encuentro con un ángel.

Y para ALEX M. WALSCH
Quien me dijo muchas veces a lo largo de mi vida: “Eso está chupado”, “No aceptes un NO por respuesta”, “Crea tu propia suerte”, y “La esperanza es lo último que se pierde”. Papá fue mi primera experiencia de audacia.

CONTRAPORTADA:

“No se trata de un libro escrito por mí, sino que me haocurrido a mí”. NEALE DONALD WALSCH

Había llegado al límite de su resistencia. Se encontraba en ese momento en que el dolor –el peor dolor, el que produce la soledad de espíritu– amenazaba con desbordarse en la más insondable desesperación. ¿Qué mejor prueba podía tener de la inexistencia de Dios que su insensato sufrimiento? Aun si existiera y fuese Dios de bondad, ¿no podría, en su soledad,reclamarle como interlocutor? Este último gesto de esperanza obró el milagro.
A partir de esta crítica experiencia vital, Conversaciones con Dios es la transcripción del más infrecuente –aunque quizá debiera considerarse el más necesario– de los diálogos: a través de ellos se revela un Dios tolerante, tan conocedor de los fuertes anclajes morales de la mayoría de los seres humanos como del intensoarraigo de sus carencias. Y por ello, más interesado en proponer a sus criaturas una actitud que en exigirles un código rígido y pormenorizado de normas. Un Dios, pues, humano, en la medida que los hombres están hechos a imagen y semejanza de él.
Sencilla, clara y sobre todo muy esperanzadora.
Conversaciones con Dios es una obra que tiene vocación de dejar huella, de ayudar a los seres humanos a versus relaciones con la Divinidad desde otra perspectiva, de permitirles ser mejores sin por ello deshumanizarse con un exceso de exigencias.

INTRODUCCIÓN.

Está usted a punto de vivir una extraordinaria experiencia. Está a punto de mantener una conversación con Dios. Sí, sí. Lo sé... eso no es posible. Probablemente piense (o le han enseñado) que eso no es posible. Ciertamente, se puede hablara Dios; pero no con Dios. Es decir: Dios no va a contestar, ¿no es eso? ¡Al menos no en la forma de una conversación normal y corriente!
Lo mismo pensaba yo. Pero luego me “ocurrió” este libro. Y lo digo literalmente. No se trata de un libro escrito por mí, sino que me ha “ocurrido” a mí. Y cuando lo lea, le “ocurrirá” a usted, ya que todos alcanzamos la verdad para la que estamos preparados.Probablemente, mi vida sería mucho más fácil si hubiera mantenido silencio acerca de todo esto. Pero esa no fue la razón de que me ocurriera. Y cualesquiera que sean los inconvenientes que el libro pueda causarme (como ser tildado de blasfemo, de impostor, de hipócrita por no haber vivido estas verdades en el pasado, o - lo que tal vez sea peor - de santo), ya no me es posible detener el proceso.Ni hacer lo que quiera. He dispuesto de ocasiones para apartarme de todo este asunto y no las he aprovechado. Respecto a este material, he decidido basarme en lo que me dice mi instinto, más que en lo que me pueda decir la mayoría de la gente.
Dicho instinto me dice que este libro no es un disparate, el exceso de una frustrada fantasía espiritual, o simplemente la autojustificación de un hombre...
tracking img