Crisis sacerdotal

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2117 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
SEMINARIO CONCILIAR DE TUNJA
PASTORAL MINISTERIAL 1ER PARCIAL
CRISIS SACERDOTAL EN EL MUNDO DE HOY
“Vivimos una época que afecta la espiritualidad y la fe de nuestros sacerdotes”
Hay quienes opinan que la religión tendría que adaptarse a las necesidades del hombre, pero también hay otros que piensan que el cristianismo está pasado de moda; el cristianismo no va ya con nuestro tiempo; sulegitimidad ha caducado.
Indudablemente presenciamos un mundo que está avanzando muy rápido en cuestiones de tecnología y ciencia, tanto que ha provocado una crisis económica casi mundial, pero esto no impide que esos avances influyan en la vida de las personas y a su vez sean la causa de una dependencia cruel de todo este desarrollo actual. El mundo de hoy posee una gran fuerza de atracción hacia síque es capaz de destruir cualquier tipo de barrera que impida que continúe avanzando por la senda de la vida de esas personas, quiere decir que las convierte en esclavos de su progreso. Los sacerdotes no se quedan atrás, quieren avanzar también al ritmo que el mundo se desenvuelve y caminar a la par de su evolución, tal vez esto no traiga consecuencias para la vida vocacional de algunossacerdotes, el problema radica cuando también se convierten en dependientes de los medios del mundo y se olvidan de la parte primordial de su vida, se olvidan que están en el mundo pero que ya no son del mundo, significa que la decisión que se tomó desde el inicio y el compromiso que se adquiere de dedicar su vida al servicio de la Iglesia para la gloria de Dios y el bien de las almas, ha perdido susentido.
DESMORALIZACION SACERDOTAL
Nuestra Iglesia atraviesa una crisis de desesperanza, parece estar viviendo una situación de división incluso al interno de ella misma, las vocaciones sacerdotales y religiosas cada vez se están disminuyendo más, gran número de sacerdotes están abandonando el Sagrado Orden, y ni mencionar de cuantos han sido expulsados o que están siendo investigados por diversosproblemas -algunos de los más comunes y publicados por el exagerado amarillismo de los medios de comunicación-, como la pedofilia, la pederastia, los escándalos por abuso de bienes eclesiásticos, mal manejo de dinero, mala administración de las parroquias, faltas contra el celibato, problemas con mujeres, la cuestión de los hijos de los sacerdotes, alcoholismo, adicciones y aficiones, entre otrosque en verdad causan gran conmoción sentarse a discutir y cuestionarse sobre cada uno de ellos; y los que pude ser incluso aún más doloroso, la manera como han sido tratados estos casos, se habla incluso de un relajamiento, que a decir verdad, a la causa de la situación ha de nombrársele de dicha forma, pues si no hay control justo y firme ante dichos problemas, no habrá impedimentos para seguiractuando de la misma forma.
Todo lo anterior conlleva consecuencias demasiado graves no solo para el sacerdote que no lleva claramente su vocación sino también para la Iglesia entera a la que pertenece, para sus demás hermanos sacerdotes y para todos los fieles que aún confían y creen en ellos. En definitiva, todo esto provoca cierta desmoralización que para cualquier sacerdote puede incluso afectara su propia misión, a su propia vocación.
CRISIS DE FE
Para no caer en esa desmoralización descrita anteriormente es necesario entender que la vida del sacerdote debe estar plenamente convencida de una entrega total, de un ofrecimiento pleno de su propia vida al servicio y al seguimiento de Dios, debe edificarse sobre la fe y con el gran instrumento que es la oración, edificar esa construcciónde una vida santa, no solo la propia sino la de los demás, para alcanzar el único motivo por el cual entregamos nuestra vida, diferente de los demás. Pero debemos actuar tal y como lo afirma Rahner: “debemos proteger nuestra fe de peligros superfluos, evitando ambientes y lecturas contrarios a la fe,…” algo que en sí el mundo posee en gran medida y si la vida del sacerdote no se centra en su...
tracking img