Cuento de hadas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (970 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Cuento de hadas

Erase una vez un joven de los ojos tristes. Antes de que fue agitado dentro de su mundo feliz y inocente y abatido por una muerte brusca, había encontrado la esencia de suvida. Al conocer a una muchacha del pelo castaño de seda y de los ojos negros, algo misteriosos, se dio cuenta de que todo lo que tenía y sentía quería compartir con ella. Los dos enamorados crearon unmundo mágico en el que podían experimentar todos los sentimientos amorosos, expresar sus pensamientos más profundos, cumplir sus deseos, hacer realidad todos sus sueños.
Pero la felicidad dealgunos es la tristeza de otros y no todos los sueños son bonitos. El mundo humano se cruza con el mundo etéreo y los seres que poseen los poderes sobrenaturales muy a menudo permiten que el lado oscurode su alma venza lo bueno en ellos. Basta con un deseo ardiente. La bruja que llegaría a ser el obstáculo para el amor de los jóvenes, por estar enamorada con el muchacho y no estar capaz deseducirlo, estableció un pacto con un demonio de la oscuridad. A cambio del amor del joven, el demonio le pidió la muerte de la muchacha.
Era una calurosa noche de primavera. Los enamorados disfrutarondel cielo lleno de estrellas brillantes, del susurro de las olas, de los aromas exóticos de la noche. Pero lo qué no sabían era que las olas les susurraron que no entraran en el mar, porque en laoscuridad del agua se escondía un peligro. Tan pronto como pisaron en el azul infinito, el agua se agitó y se puso blanca. De la espuma perfumada del mar se levantó la bruja, toda seductiva y luciente, enun vestido de tul de color hielo. Una vez que fijó su mirada en los ojos del joven, empezó a hipnotizarlo. Mientras tanto, las fuerzas ocultas acuáticas empezaron a arrastrar a la joven mar adentro.No alcanzó nada con sus gritos. Entregándose a las olas espumosas, les permitió que la adormecieran.
Al amanecer, el muchacho y la bruja se despejaron abrazados. Nada más abrir sus ojos, la...
tracking img