Cuento sobre una mosca

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1525 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
uento sobre una mosca...

Hace algunos cuantos segundos, existió cierta mosca. Esta mosca era tan asquerosa y horrible como el resto de su especie, claro está, desde mi muy sensible punto de vista; en realidad no era muy grande, pero siempre he tenido cierta animadversión hacia los insectos, en especial las cucarachas y las arañas, por lo que he de dar gracias de que no se tratara de una arañao de una cucaracha. El hecho es que esta mosca, al igual que la gran mayoría de las moscas, tenía la habilidad de volar. Supongo que en algún momento de su existencia llegó a volar por lugares mucho más hermosos que ella (o él?), como la torre Eiffel (así se escribe?),Cancún o la habitación de alguna pelirroja descaradamente sexy; sin embargo, en el momento del que hablo, a dicha mosca se leocurrió pasar por (OH, DIOS MÍO!!!) una telaraña. Esta araña (al igual que el resto de las arañas que me dan miedo), solía ser un tanto más inteligente que la mosca. Gentilmente, la araña invitó a la mosca a su casa, así que dado que la mosca aceptó, lo que le haya pasado se lo merece. Pero bueno, esta araña (que al igual que el resto de las arañas que me dan miedo tenía más de siete patas y menos denueve) después de haber disfrutado de su comida, comenzó a vagar sin (o tal vez con, en realidad no le pregunté) rumbo fijo hacia algo que parecía ser el este. En el camino se encontró con un bonito árbol, al cual decidió subir, sea cual sea por la que las arañas decidan subir a los árboles. Sin embargo, ésta no notó que cerca de su nueva casa estaba un ave, un ave tal vez bonita para algunos, talvez equis (X) para otros; en realidad no era muy grande para alguien como yo, pero lo era para la araña, quien antes de darse cuenta fue engullida por el relativamente bonito pájaro, quien no solo comía arañas, y tal vez ni siquiera le gustaban, pero simplemente se la tragó y ya. C’est la Vie… Este relativamente bonito pájaro (o pájara) era algo glotón y no se conformaba con una simple araña (queal igual que una gran cantidad las arañas que me dan miedo, suele ser asesinada por otro animal más grande), si no que quería más, por lo que emprendió el vuelo en busca de un ser lo suficientemente pequeño e idiota como para dejarse devorar. Y lo halló. Era un gusano tan asqueroso como la mayoría de los gusanos, tan pequeño como la mayoría de los gusanos, y tan indefenso ante un pájaro como lamayoría de los gusanos (excepto los azotadores, que pueden asustar pichones de una manera bastante eficaz). Ahora bien, est@ (relativamente) lind@ y golos@ pájar@ descendió del vuelo para satisfacer a su paladar (los pájaros tienen paladar?) con un (relativamente, por que todo en este mundo es relativo, según un tipo) delicioso gusano, sin embargo, después de devorar con gran pasión a este insectoen una memorable escena que nos recuerda una representación a escala del escudo de nuestro querido país Estados Unidos del Sur México, cierta creación humana llamada automóvil (que sirve entre otras cosas para abastecer de energía un estéreo que hace resonar Raeggeton o duranguense frente a algún lugar estratégicamente seleccionado para molestar a la mayor cantidad de público posible, para cumplirfunciones de cantina u hotel de paso, para endeudarte con un seguro de accidentes y robo, para ser víctima de accidentes y robo, para hacerte pasar horas de coraje por llegar increíblemente tarde a tu destino, cuando pudiste haber utilizado el metro, etc...) tuvo la casualidad de pasar una de sus relativamente enormes llantas sobre alguna parte del cuerpo del pájaro, la cual ignoro, pero provocóque el ave no pudiera moverse más. Si estaba vivo o muerto es lo que menos interesa. El punto es que estaba inmóvil y punto (.). Ahora bien, el hecho de que estuviera completamente indefenso no era una total desgracia, ya que (como muchos otros aparte de mí han explicado acertadamente) todo es relativo. Y cierto gato hambriento después de varios días de haber estado vagando sin rumbo fijo en...
tracking img