Cuento

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1888 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Hace unas pocas horas estaba disfrutando con amigos y familia mis quince años en aquel famoso y lujoso crucero "Royal”, Luego empecé a sentir como todos a mi alrededor se ponían nerviosos, y cuando me fijé el agua estaba entrando por las ventanas del salón del crucero.
Perdí la conciencia y al despertar, en medio de agua muy fría , supe que estaba sola y que para vivir tendría que nadar. Meconcentré tratando de llegar a la costa que se veía todavía muy a lo lejos. Por más que nadaba no sentía que la tierra estuviera más cerca. Me estaba ya rindiendo , solo flotaba sin hacer demasiado esfuerzo, y fue así como Al fin llegue a la costa, creyendo que me había salvado. Pero mi sorpresa mas grande fue darme cuenta que en donde yo estaba no había nadie ni nada que diera señales de vida humana.No sé dónde me encuentro; sólo sé que soy la única.O al menos eso creía en esos momentos. Estuve caminando horas enteras por la orilla para no perderme, y solo sirvió para descubrir que era una isla, una no muy grande, pero totalmente despoblada. Me pregunto qué habrá sido de las personas que me acompañaban en mi fiesta, donde estaba mi familia, mis amigos, y de todos los demás que estaban en elroyal, me gustaría saber al menos que no se ahogaron.

Interrumpió mis pensamientos y mi caminata el intenso y repentino ruido de los pericos, aunado a su eco.Debo admitir que mi primera reacción fue esconderme , pero después me di cuenta de que eran solo aves que hacían tener vida a los árboles, toda la isla estaba llena de árboles y plantas terroríficas.
Ahora debo concentrarme en buscar unrefugio , ya que la noche caerá en cualquier momento y uno no sabe qué tipo de vida se viva aquí por las noches. Caminé y caminé buscando pero no había nada cómodo, así que decidí tomar mi segunda opción: construirlo yo misma. Tomé varios bambúses , hojas de palma, por suerte siempre traigo con migo una navaja y hasta ahorita la seguía conservando, y los acomodé de tal manera que me rodearan porcompleto, y con las hojas cree un ligero techo, “con esto bastara”, pensé. “Suficiente para esta noche”... Tomé un coco que había caído de la palmera que deje pelona y me alimenté. Una ventaja mía es que soy de complexión muy ligera , mido 1.60 y mi cuerpo está acostumbrado a ingerir muy poco alimento, no tendré problema con eso.
A la mañana siguiente se escuchaba un sonido extraño golpeando enlos bambúses ¿Será mi padre? ¿Mi madre? ¿Acaso Arantza, mi amiga? Salí de inmediato y era un chango, un chango comiendo los restos de coco que deje en la noche... Vaya decepción que me lleveé al ver que todo seguía igual a como lo encontré. Salí cautelosamente y me acerque a él; no me vio con una cara muy feliz pero almenos no se negó a quedarse ahí haciéndome compañía.Tomé otro coco y lo compartícon él. Claro, debía ser amable sabiendo que somos la evolución de los changos y ellos tienen un buen cerebro así que puede ayudarme a entender bien cómo funciona la vida en esta isla, pues, veo el resto de la mía aquí .Quizás sea él quien me entierre el día de mi muerte , o quizás sea el quien se coma los restos de mi ese día... No lo sé pero me conviene. Comencé a caminar mas hacia el centro dela isla , debía profundizar totalmente mi búsqueda , pero no hallé absolutamente nada , ni una sola señal, nada.
Casi llegando al otro extremo de la isla me topé con una extraña entrada a una cueva ,”No tengo nada que perder” – pensé.Todo estaba muy oscuro , y habían muchas pequeñas fosas con pescados saltando fuera de ellas. Perfecto, yá no será solo coco , ahora me falta una buena fogata...
Alprincipio fue muy difícil acostumbrarme y hacerme la idea de que ésta sería mi nueva vida. Conforme los días fueron pasando construí un buen refugio dentro de la cueva. Llevé una buena relación con el chango que resultó tener pareja. Mis actividades diarias se fueron incrementando intensamente...
Es difícil vivir solo, más si estás acostumbrado a estar siempre en compañía de alguien.Siempre...
tracking img