Cuento

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (560 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Walter Sulivan
La otra cara del espejo
Cuando logre reaccionar, estaba todo tan oscuro, solo existían tinieblas, mis ojos no erancapaces siquiera de ver mis manos, comienzo a caminar en este fondo negro y a lo lejos escucho un reloj “Tic tac tic tac”, cada vez más intenso ese infernal sonido, de pronto un gran estruendo“Paa.!”, el miedo recorre mi cuerpo y me entumece hasta la medula de los huesos. En un segundo un destello de luz rompe con la infinita oscuridad, y frente a mi veo un espejo, tan inofensivo, tan sublime, pero¿Qué hace un espejo aquí?, eso no importa ya, el espejo me llama “vamos Gabriel”, me decía- tócame- yo parado frente a él con el corazón retorcido, solo quería gritar de felicidad ¿O de miedo?, elespejo me había elegido, lo observo detenidamente y noto algo muy raro, el reflejo no era el mismo de mi realidad. Obedecí al espejo y lo toque, en el instante todo en mi cambio, se me revolvieron lasentrañas y al abrir los ojos siento la presión de la atmosfera cargada en sangre, se que algo terrible me espera en este lugar, miro a mi alrededor y estoy en un mundo en donde nadie habita, todo estádestruido, cubierto de sangre, el miedo me rodea, y comienzo a atravesar la niebla.
Cada paso que doy es una gota más de temor en mí ser, recorro una larga calle, no veo a nadie, no escucho nada más queel sonido de mis pasos en el piso. ¿Qué está ocurriendo? ¿Dónde estoy?, me detengo en una banca a la orilla de la calle, encuentro una nota que dice “Tú no eres de este mundo, debes huir lo antesposible, antes de que el te encuentre”. Un frio desgarrador recorrió mi espalda, y sin pensarlo dos veces busque un lugar donde esconderme, sin embargo todo estaba cerrado, tiendas, casas, hoteles, loúnico que encontré abierto fue una carnicería, entre y me escondí bajo una mesa de metal. Suspire por encontrar un lugar tan agradable y seguro en el cual refugiarme. Unos pasos… tapé mi boca con...
tracking img