Cultura y contracultura

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 16 (3816 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 17 de febrero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Cultura y contracultura: observaciones periféricas.
Bernal Herrera
Universidad de Costa Rica
La década de los sesenta fue abundante en rebeldías y protestas
estudiantiles y juveniles, las cuales no se articularon alrededor de los
valores y prácticas reivindicados por la “izquierda” tradicional, cuyos
proyectos eran tan desarrollistas como los del cuestionado statu quo. El
ManifiestoComunista, tras alabar la función histórica de la burguesía, urgía
a empujar el desarrollo social un paso más allá, presentando al comunismo
como la última fase de la modernidad occidental, cuya labor redentora
prometía defender y culminar, reivindicando sus ideales de expandir y
dominar las fuerzas naturales, sociales y egoicas. Los movimientos
juveniles y estudiantiles de los sesenta, en cambio,renunciaban a tales
ideales, por lo que fueron denominados como “contraculturas”.
El término, creado, o al menos diseminado, por Theodore Roszack, es
altamente inexacto. Sea que le demos al concepto de “cultura” su más
amplia acepción antropológica (cultura como todo lo que hace el ser
humano), sea que, siguiendo lineamientos freudianos, la concibamos como
el conjunto de prácticas socialesque definen nuestras relaciones con los
mundos externo, social e interno, es obvio que las “contraculturas” son tan
culturales como la cultura dominante a la que se oponen.. Pero el término
pegó, así que lo usaremos aquí para designar lo que realmente son: culturas
contestatarias.
Creado y popularizado para analizar hechos de los sesenta, el término
“contracultura” es útil para analizarfenómenos espacial y temporalmente
lejanos si por él entendemos no un conjunto específico de prácticas
culturales, sino un posicionamiento al interior de una formación cultural
determinada. Prácticas que en cierto momento y lugar son contraculturales,
en otras coordenadas pueden ser dominantes y viceversa, procesos que la
historia ejemplifica con abundancia. Así, la conquista española convirtió,con inusitada rapidez, la casi totalidad de las prácticas culturales
dominantes precolombinas en prácticas contraculturales o marginales.
Pero la de contracultura es solo una de las categorías utilizables en el
análisis de las formaciones culturales, por las cuales entiendo el conjunto
de prácticas y nociones culturales actuantes al interior de una sociedad. Se
puede tomar una aproximaciónanalítica cuantitativa, y hablar de culturas
mayoritarias y minoritarias. O adoptar un criterio demográfico y hablar, por
ejemplo, de culturas juveniles, campesinas o urbanas. El uso de conceptos
como contracultura responde a una aproximación de corte nietzscheanofoucaultiano,
que prioriza la inserción de las distintas culturas en una
formación cultural concebida como campo de batalla de fuerzasen pugna.
Es este un enfoque que, a mi juicio, ofrece una alta productividad teórica,
único meta a que se puede aspirar en estos temas. Asumiendo dicho
enfoque, creo que las formaciones culturales de cualquier sociedad con
niveles visibles de heterogeneidad cultural interna, están configuradas por
cuatro tipos básicos de elementos: a) una cultura dominante, b) culturas
marginales, c)subculturas y d) contraculturas, clasificación que ciertamente
puede sonar, o ser, tan arbitraria como la enciclopedia china famosamente
citada por Borges.
La cultura dominante sería la que determina el horizonte mental básico,
las prácticas culturales que articulan los principales procesos sociales de
una sociedad, sea porque la comparten la mayoría de sus integrantes, sea
porque dispone de mayorcapacidad para diseminar sus valores y para
invisibilizar o desprestigiar los de las otras culturas de la misma formación.
Cuando ambas razones se unen, y la cultura dominante logra imponer sus
prácticas como el marco básico con que la mayoría de una sociedad da
sentido a su experiencia, hablamos de cultura hegemónica, ideal al que
aspira toda cultura dominante. Las culturas marginales,...
tracking img