Daniela

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1817 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Trabajo Final:
“Pobreza y políticas sociales en Argentina en los años noventa”



Pobreza y políticas sociales en Argentina en los años noventa
En los últimos veinticinco años, la desigualdad del ingreso y el incremento de la exclusión social se afianzaron como una tendencia global, enespecial en los países no desarrollados. En América Latina en particular, la desigualdad alcanzó en los años 90 su mayor índice histórico.
En Argentina, el fenómeno de la exclusión social se vincula a las importantes transformaciones en el régimen económico, cuyo mayor efecto fue la pérdida del empleo para gran parte de una población que había vivido, medio siglo antes, un sistema de integraciónsocial asociado al mercado de trabajo. En consecuencia, los altos índices de desocupación se vieron acompañados de una pérdida del sentido de realización personal del trabajador, con efectos disruptores de las relaciones sociales y familiares, y la pérdida del derecho a acceder a un sistema de protección social, expresado en un sistema de seguridad social.
El empobrecimiento en Argentina tuvo suetapa crítica en el período 1998-2003, alcanzando los índices más altos a partir del año 2002. En octubre de ese año, el Instituto Nacional de Estadística y Censo (INDEC) reveló que un 57,5% de los argentinos vivían por debajo de la línea de pobreza y un 27,5% eran indigentes, es decir, percibían ingresos insuficientes para acceder a una canasta básica de alimentos.
La situación de urgencia socialse profundiza al analizar la composición de los hogares pobres que tienen, en su mayoría, un número más elevado de miembros y una alta tasa de fecundidad respecto de los hogares no pobres. Por ende, es en el segmento de los niños y los adolescentes donde recae más fuertemente la pobreza. Concretamente, 3 de cada 4 niños son pobres y 4 de cada 10 de ellos son indigentes, según datos del INDEC.
Laforma que adoptó el proceso de exclusión social en Argentina puede tomarse como un ejemplo extremo de “desafiliación”, definida por el sociólogo francés Robert Castel como el debilitamiento del lazo social que se expresa en la imposibilidad social y la ausencia de incentivos en los individuos para integrarse con otros en la producción de bienes y servicios, para movilizarse de un lugar a otro,para construir y reformar confortablemente su hábitat, para disfrutar de actividades recreativas y culturales, etc. Este proceso de “desafiliación” tiene amplios impactos para la dinámica social, con importantes repercusiones en la vida familiar y la imposibilidad de construir identidades
colectivas, que implican el reconocimiento de la diversidad en espacios comunes que son necesarios paraenriquecer la individualidad, incorporando valores y normas que favorecen la producción y reproducción de los individuos. En este sentido, la exclusión social no sólo se expresa en la pérdida del trabajo formal, sino que también implica la pérdida paulatina de las capacidades de las personas para disfrutar de la libertad y construir su identidad. La exclusión es entonces una pérdida cualitativa deciudadanía, que se produce a partir de un debilitamiento de los derechos sociales y que comprende en su forma extrema los derechos civiles y políticos. De acuerdo con Amartya Sen, el proceso de exclusión social y generador de malestar que actualmente expresa la sociedad argentina, está dado, no tanto por el patrimonio que está perdiendo, sino más por la imposibilidad de poder realizarse y de poderrecuperarlo.
Tanto el proceso de inclusión social, como su opuesto, el de exclusión social, son procesos políticos, sociales e históricos. Esto significa que son resultado de la voluntad de actores colectivos que, a través de la lucha, tratan de alcanzar nuevos espacios de poder e intereses. Precisamente, lo que caracteriza y define a la actual situación argentina es que habiendo conformado...
tracking img