Del contrato social: hume contra hobbes, locke y rousseau

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3652 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Del contrato social
Alarii Montesinos Zimbrón

Una de las discusiones de la filosofía política ha sido determinar cuál es el origen del poder político. En el siglo XVII y XVIII surgió una corriente de filósofos que explicaron este origen con base en un contrato social. Por un lado, los principales representantes de esta corriente en aquella época fueron Thomas Hobbes (1588-1679), John Locke(1632-1704) y Jean-Jacques Rousseau (1712-1778). En términos generales, estos autores exponen las siguientes premisas. Primero, los hombres viven en estado de naturaleza. En este estado la única regla que existe es la ley natural, que se respeta según la conciencia de cada individuo. Segundo, para generar certidumbre, los hombres hacen un pacto que establece un gobierno civil para impartirjusticia, que se entiende como el cumplimiento de los acuerdos y el respeto a la propiedad. Tercero, los poderes del gobierno se derivan del consentimiento de los gobernados. Este consentimiento le otorga al gobierno civil el poder soberano, al cual se le debe obediencia. Cuarto, la disolución del gobierno civil y el derecho de rebelión es posible sólo cuando se rompe el pacto. De suceder esto, loshombres se encuentran en estado de naturaleza de nuevo.1 Por otro lado, David Hume (1711-1776) criticó el contrato social como origen del poder político. Los argumentos del autor fueron los siguientes. Primero, que casi ningún gobierno se ha fundado con un pacto social, sino con el uso de la fuerza. Y segundo, que la aprobación tácita no tiene congruencia. ¿Las críticas de Hume son suficientementepersuasivas para negar la idea del pacto social? En el siguiente ensayo se argüirá que no lo son. Para demostrar la tesis anterior, primero se explicará que los cuatro autores parten del

1

Robert S. Hill, “David Hume [1711-1776]” en Leo Strauss y Joseph Cropsey, comp., Historia de la filosofía política (México: FCE, 2006), 525.

mismo principio de estado de naturaleza. Así, se mostrará queHume acepta que las primeras sociedades políticas se fundaron con el consentimiento general. Segundo, se rebatirá el planteamiento que establece que la legitimidad del gobierno tiene su base en la fuerza y no en la voluntad general. Por último, se confrontará la incongruencia de la aprobación tácita del gobierno civil con las ideas de los contractualistas. Así, se concluirá que Hume no logra destruirel argumento del contrato social. Del estado de naturaleza. Para entender el fundamento del origen del gobierno, en la discusión entre los contractualistas y Hume, es necesario exponer las ideas de cada autor sobre el estado en el que se encuentran los hombres sin gobierno civil.2 De sus similitudes y divergencias se podrá concluir su creencia sobre el origen del Estado. En general, el estado denaturaleza, para Hobbes, Locke, Rousseau y Hume, es de potencial conflicto.3 Los cuatro aceptan que los hombres tienen ciertas inclinaciones para respetar las leyes naturales. Los hombres descubren esto por medio de un análisis racional. Sin embargo, como no existe certidumbre para cumplir esos principios naturales, los hombres dan prioridad a su bien privado y entran

2

Al examinar lasituación de los hombres sin gobierno civil para los cuatro autores, se expondrá el primer argumento, el cual establece que en los orígenes Hume acepta que los hombres tuvieron que hacer un pacto social voluntario porque en estado natural se encontraban en igualdad de condiciones. Ver. David Hume, “Del origen del gobierno” en Ensayos políticos trad., César Armando Gómez, 2a ed. (Madrid: Tecnos, 1987),26. 3 Esto no significa que el conflicto sea permanente. Para Hume los hombres son débiles y egoístas y tienden a preferir un bienestar inmediato aunque menor, a uno remoto y superior, lo cual es injusto. Esta injusticia sólo se soluciona con el gobierno. Ver. Robert S. Hill, “David Hume”, 522. Para Hobbes en el estado de naturaleza puede haber paz, pero con un cariz de incertidumbre constante....
tracking img