Derecho natural tres doctrinas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 37 (9105 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
CAPÍTULO CUARTO TRES DOCTRINAS SOBRE EL DERECHO NATURAL
I. Los tres iusnaturalismos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1. Los problemas de siempre . . . . . . . . . . . . . . . . . 2. El derecho natural en la baja Edad Media . . . . . . . . . 3. El iusnaturalismo de la Edad Moderna . . . . . . . . . . . 4. El derecho natural de la Ilustración . . . . . . . . . . . . 5. Las ideasdecimonónicas heredadas hoy . . . . . . . . . . 6. Reflexiones personales . . . . . . . . . . . . . . . . . . 327 327 330 335 340 342 346

CAPÍTULO CUARTO TRES DOCTRINAS SOBRE EL ‘DERECHO NATURAL’ I. LOS TRES IUSNATURALISMOS 1. Los problemas de siempre La idea de un derecho natural está encastrada en los orígenes de la cultura occidental, de modo que si prescindiéramos académicamente de ella seríaimposible entender el desarrollo de nuestra historia. En los países mediterráneos siempre ha existido la fe en unas normas o principios de justicia que no dependen de la voluntad humana, personal o colectiva. Esta fe a la que aludo la reconocemos en Antígona cuando exige al tirano que le entregue el cuerpo de su hermano, y fundamenta su exigencia en unos nomoi agraphoi, en unas leyes no escritas. Untestimonio especialmente interesante porque además de su antigüedad, procede de una fuente literaria. Lo que nos indica, entre otras cosas, que estamos ante una mentalidad que estaba extendida en ámbitos populares. Sin embargo, la tesis de los nomoi agraphoi inmutables presentaba algunos problemas ante los mismos griegos. Platón prescindió de la praxis y dejó la regulación de la vida humana reducida apura theoria: la eterna idea suprema del bien nos aseguraría el punto de referencia inmutable para nuestra actuación práctica. Pero este planteamiento no podía convencer a un hombre como Aristóteles, que tenía ante la vista a los hombres concretos e históricos, con sus perplejidades e incertidumbres. Aristóteles no duda que existen conductas buenas o malas al margen de las convenciones o de lo queindique la experiencia.967 Pero es consciente del hecho de que buena parte de la vida humana se encauza mediante el
967 Aristóteles escribe en 1107a que “todas estas cosas y otras semejantes se llaman así por ser malas en sí mismas, no por sus excesos ni por sus defectos. Por tanto, no es posible acertar nunca en ellas, sino que siempre se yerra. Y en relación con estas cosas, no hay problema desi está bien o mal hacerlas, por ejemplo, cometer adulterio con la mujer debida y cómo y cuando es debido, sino que el realizarlas es en absoluto erróneo”. Cfr. Ética Nicomáquea, trad. de J. Pallí, Madrid, Gredos, 1993, pp. 169 y 170.

327

328

FRANCISCO CARPINTERO BENÍTEZ

procedimiento del ‘tanteo y error’, aprendiendo de nuestros experimentos. En otras palabras, que aunque existanverdades prácticas inmutables, las ‘leyes no escritas’ inalterables no alcanzan a orientarnos en todos los aspectos importantes de la vida. Esto implicaba establecer que un sector de los principios y normas fundamentales que regulan la conducta humana poseen una naturaleza histórica, es decir, dependen del cambio del hombre a través de la historia. En el libro V de su Moral a Nicómaco proponeexpresamente este tema, y explica que la justicia política puede ser natural y legal.968 Luego hay verdades que son iguales para todos los hombres. Pero matiza inmediatamente: “ Esto no es así, aunque lo es en un sentido. Quizá entre los dioses no lo sea de ninguna manera, pero entre los hombres hay una justicia natural y, sin embargo, toda justicia es variable, aunque hay una justicia natural y otra nonatural” .969 Podríamos decir que, aunque reconoce la inmutabilidad de un sector fundamental de la justicia, elude el problema de compaginar los nomoi agraphoi con la naturaleza histórica del hombre. No debe extrañarnos esta indecisión aristotélica. Él era demasiado perspicaz como para afirmar que todas las normas o ideas son absolutamente inmutables, al modo platónico. La experiencia le...
tracking img